COMBUSTIBLES. A pesar de la reactivación de algunos sectores, continúa siendo baja la demanda de combustibles

    A raíz de la falsa noticia que hizo que Shell salga a desmentir las versiones que decían que estaban regalando combustible, la AM990, dialogó con el titular de la Cámara de estacioneros de Servicios de Formosa Ángel Luis Bigatti de Formosa quien llevó más claridad al tema.

    Bigatti comenzó diciendo “lo que tenemos es un gran parate a nivel mundial, sobre todo lo que hace a occidente y esa recesión lleva consigo una baja en la demanda de los combustibles, entonces nos preguntamos que ha pasado con el petroleo”.

    “El PRENT es el petroleo que se extrae en el mar del norte y es el que sirve para la cotización que se utiliza en Argentina, aquí tenemos una situación particular en lo que se llama barril criollo, es decir que el Estado fija un precio al barril del petroleo, en este caso de 45 dólares, algo que se estuvo negociando, pero que esta por encima de la cotización actual, esto se hace para sostener a la industria del petroleo y a la producción de Vaca Muerta que son extracciones que se están realizando para aumentar la oferta del crudo”, agregó.

    “El precio del petroleo cayó, la demanda también, la producción siguió poniendo crudo dentro del petroleo del mercado y no había donde ponerlo porque no había quien lo compre, entonces llegó un momento que tuvo valor negativo porque no había donde meterlo y tenían que pagar el costo de tenerlos en barcos, no hubo una previsión en el sentido de decir que esta situación va a traer como consecuencia una baja en la demanda y después no haber donde colocar el producto”, aseveró el contador.

    Contó además, “nosotros acá, eso lo tuvimos en un primer momento, la baja llegó a un nivel del 15 por ciento, actualmente estamos en una demanda del 40 por ciento de los valores normales de venta, en todas las estaciones de servicio, independientemente de la bandera y en todo el país”.

    En cuanto a la situación de las estaciones de servicio, dijo “hubo un incremento en las ventas, pero seguimos en la misma situación, porque existe lo que se llama punto de equilibrio que es la intersección de la curva de los costos con la de los ingresos, entonces tiene que venderse una cierta cantidad de litros para no perder nosotros que estamos vendiendo por debajo de la cifra para no perder dinero, entonces debemos valorar lo que dice el Estado al decir nos hacemos cargo del 50 por ciento de los sueldos”.

    “Lo que no esta muy claro son todas las normas que son bastante complicadas que hicieron que por ejemplo que muchos contadores no pudiesen salir porque no tenían autorización o no era el día de la patente, entonces todo eso trajo atrasos en las registraciones y presentaciones”, indicó.

    “Las medidas sanitarias que se han tomado repercutieron en lo económico y lo lógico hubiese sido tener el equipo adecuado. Acá se tardó en llevar adelante las medidas de seguridad sanitaria,. Se han tomado medidas sanitarias sin ver lo económico y todo eso repercutió en todo esto”, puntualizó.