Colón-Vélez se completará a puertas cerradas en Santa Fe

Esta historia continuará. El Tribunal de Disciplina de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) dispuso que el partido entre Colón y Vélez, que debía jugarse el sábado pasado por la fecha 22 de la Superliga, se seguirá jugando pero a puertas cerradas en una fecha aún no definida.
El sábado, en Santa Fe, las tres bombas de estruendo que arrojó la barra de Colón provocaron que Andrés Merlos, el árbitro del partido de la Superliga entre el local y Vélez, suspendiera el partido a los 21 minutos del primer tiempo. Por eso, se jugarán dos tiempos de 34 minutos. Además, los dirigentes de Colón deberán costear el traslado y alojamiento del club de Liniers. También percibirán una multa económica por los incidentes.
Asimismo, el Ministerio de Seguridad de Santa Fe decidió clausurar la popular norte baja, donde habitualmente se ubica la barra de Colón, en los próximos partidos del club como local: contra Patronato, el lunes 23, y frente a River, por la fecha 26.
Esta semana, los organismos de seguridad de la provincia ya habían identificado a diez de los implicados, que fueron suspendidos con cinco años sin poder ingresar a ningún estadio.