Cinco días después del aniversario de la muerte de Nisman, Alberto Fernández viajará a Israel para homenajear a víctimas del Holocausto

Será su primer viaje el exterior como Presidente. Fue invitado por Benjamín Netanyahu a la ceremonia que recuerda la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau en 1945.

El presidente Alberto Fernández viajará a Jerusalén el próximo 23 de enero para participar del tributo internacional a las víctimas del Holocausto judío ejecutado por los nazis en los campos de concentración y exterminio que establecieron en Europa desde que Adolfo Hitler fue designado canciller de Alemania.

Se trata del primer viaje internacional de carácter oficial que encarará como Jefe de Estado, cinco días después del aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman y previo al encuentro previsto en el Vaticano con el Papa Francisco.

El viaje de Fernández, que dejará a Cristina Kirchner de nuevo en el ejercicio de la presidencia de la Nación, rol que ocupó entre 2007 y 2015, se resolvió con el objetivo de demostrar que no hay diferencias ideológicas con el Estado de Israel después del cortocircuito diplomático causado por su eventual decisión de eliminar a Hezbollah como organización terrorista, incidente bilateral que quedó resuelto cuando se rectificó de manera pública al señalar que Hezbollah no sería retirada de la nómina oficial.

El 27 de enero de 1945, las tropas del ejército soviético abrieron las puertas del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau, una pieza clave de la maquinaria de exterminio que puso en marcha Adolfo Hitler para ejecutar la “solución final” contra los judíos.