China podría quedarse con el 60% de las ventas mundiales de autos eléctricos

Chica cada vez más se centra en el mercado de automóviles eléctricos, una tendencia que viene creciendo con fuerza desde hace varios años.

Las ventas globales chinas de estos tipos de vehículos creció del 26% en 2015, al 48% el año pasado, y al 56% en el primer semestre de este año y prevé un incremento en los meses finales del 2022, que puede llevar el porcentaje por encima del 60%.

Actualmente existen cerca de 250 tipos de vehículos eléctricos en el mercado chino de pasajeros. Cabe resaltar que en la actualidad la autonomía media de los vehículos más vendidos en lo que va de año es de 420 kilómetros.

Pese a esto, aún hay camino por recorrer ya que los miniautos no alcanzan los 250 kilómetros de media, en tanto que los grandes y los SUV sobrepasan con creces los 500 kilómetros. La distancia media de todos los tipos de vehículos eléctricos mejoró un 42% desde 2018.

Por otra parte, las baterías de fosfato de iones de litio siguen ganando cuota de mercado. Las baterías LFP no contienen cobalto ni níquel y, como resultado, generalmente cuestan menos que otros tipos de baterías usadas para este tipo de vehículos.

Los nuevos modelos en China que usan baterías LFP está aumentando rápidamente y ahora representa la mitad de todos los modelos que se lanzan al mercado.

Además, la eficiencia de los vehículos eléctricos en China está mejorando lenta pero constantemente. La eficiencia promedio de los vehículos eléctricos mejoró un 2% por año desde 2018.

“Esto se debe principalmente a motores y electrónica de potencia más eficientes, mejores sistemas de gestión térmica y esfuerzos para reducir el peso en otras partes del auto”, explicó Siyi Mi a Bloomberg en linea.

Los híbridos enchufables están encontrando una tracción real en los segmentos de vehículos más grandes en China. Los PHEV alcanzaron el 15% de las ventas en el segmento de automóviles grandes y casi el 25% en el segmento de SUV grandes de enero a agosto.

Los híbridos enchufables también se están convirtiendo en una opción popular en regiones donde la infraestructura de carga pública no está tan desarrollada.

Por último, las ventas de vehículos eléctricos se están extendiendo más allá de las grandes ciudades. Lugares como Shanghái y Pekín tuvieron altas tasas de adopción de vehículos eléctricos durante varios años, debido a las políticas municipales que restringen la cantidad de nuevas placas emitidas.

Los vehículos eléctricos estaban exentos de algunas de estas restricciones, lo que los convirtió en una opción popular en las mega ciudades de China. Estas ciudades también tienen grupos de fabricantes de automóviles y proveedores de componentes locales, una buena infraestructura de carga y otros incentivos que ayudan a impulsar la adopción de vehículos eléctricos.

En los últimos dos años, las ventas de vehículos eléctricos se extendieron rápidamente a ciudades y pueblos más pequeños, lo que pone de relieve que la electrificación no es solo un fenómeno de las grandes ciudades.