CHILE. Renuncias en el debut de Piñera

El director general de Carabineros y el Jefe de Inteligencia de la institución, los generales Bruno Villalobos y Gonzalo Blú, respectivamente, renunciaron a sus cargos en el debut del segundo gobierno de Sebastián Piñera.

 

Salpicados por las investigaciones de desfalco al interior de la rama del Orden -que supera hasta hoy los 43 millones de dólares- y las acusaciones de montaje de pruebas para inculpar a dirigentes mapuches en atentados incendiarios de la región de la Araucanía, los dos uniformados se adelantaron a su destitución, que la presidenta Michelle Bachelet no quiso concretar. Durante los saludos protocolares del domingo, se vio -pero no se escuchó- que Villalobos algo le decía a Piñera, a lo que el Jefe de Estado respondió con un cortante “hablamos mañana”.

 

Algunos especulan que en ese acto protocolar del domingo, el director de la policía uniformada presentó su renuncia, la que debía concretar esta tarde. Pero decidió anticiparse, y Piñera se limitó a aceptar la renuncia.

 

“Quiero informar a la ciudadanía, que en el día de hoy, he aceptado la renuncia al cargo de general director de Carabineros del señor Bruno Villalobos Krumm”, dijo el mandatario.

 

Añadió que el nuevo gobierno “avanzará en una profunda modernización de Carabineros, una reformulación de nuestro sistema de inteligencia, una mejor coordinación entre policías, fiscales y jueces”.

 

Además, un fortalecimiento de la capacidad de rehabilitación y reintegración de personas privadas de libertad, un perfeccionamiento de nuestra legislación penal y un fortalecimiento del rol de los municipios y la comunidad en la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico”.

 

De acuerdo a la Ley, el nuevo Director debe salir de una quina de mayor antigüedad.