CHILE. Piñera en el poder por segunda vez

El empresario Sebastián Piñera asumió por segunda vez como presidente de Chile de manos de la mandataria socialista saliente, Michelle Bachelet, en una solemne ceremonia realizada ante el Congreso Pleno en Valparaíso, a 120 kilómetros de Santiago.

 

Un almuerzo en Cerro Castillo fue su primera actividad con los gobernantes latinoamericanos invitados a la toma de posesión, donde brindó por la “integración regional para dejar atrás el subdesarrollo y la pobreza”.

 

Luego el presidente electo -antes de ingresar al palacio de gobierno La Moneda- se dirigió a La Pintana, una de las comunas más pobres de la Región Metropolitana, para visitar el Hogar de la Fundación Padre Semeria, organismo colaborador privado que recibe subvención estatal por el cuidado de niños en situación de vulnerabilidad.

 

Piñera se refirió a la cruda realidad de los niños que viven o asisten a los centros del Sename, los cuales “han sufrido la desintegración de sus familias, por el alcoholismo, la delincuencia, la drogadicción”.

 

“Muchos también -describió- han sufrido abusos y maltratos” o han sido “abandonados por aquellos que les habían dado la vida”.

 

Haciéndose cargo de la infancia vulnerada, recordó que en la última década, “1.313 niños, niñas y adolescente han muerto en los organismos colaboradores u hogares propios del Sename”.

 

El Estado de Chile “les falló” y “más que vivir” estos niños “han tenido que sobrevivir a vejaciones y abusos de quienes tenían, por encargo del Estado, el deber de cuidarlos y protegerlos. A esos niños se les arrebató sin piedad su infancia, su inocencia y su alegría de vivir”.

 

En este escenario, el presidente -en su primera medida- convocó a todos los chilenos a “un Gran Acuerdo Nacional por la Infancia” para que tanto el Estado como la sociedad cumplan con la responsabilidad de protegerlos.