CHACO. Productores y transportistas se quejan del abandono de la Ruta 16

Los continuos reclamos aun no logran dar respuestas a un viejo pedido de urgente reparación. Sostienen que el tramo más complicado es entre el límite con Chaco y Monte Quemado.

 

Este es el paisaje que a diario se observa entre Rio Muerto-límite de Chaco con Santiago del Estero- y la localidad de Monte Quemado, en la vecina provincia. Los reclamos, las marchas, las concentraciones de pobladores aun no logran dar respuestas a este viejo reclamo por la urgente reparación de la ruta del Mercosur.

 

A eso se suma que a raíz del corte de la ruta nacional 89 en la zona de Gancedo, los conductores deben tomar por la 16 para el desvío, y llegar así hasta Pampa de los Guanacos, es decir, toda una odisea.

 

La extrema demora en el inicio de las obras previstas para la reparación de la ruta nacional 16 en el tramo que pasa por territorio de la provincia de Santiago del Estero, genera malestar en la región, sobre todo en lo que respecta al transporte, tanto de producción primaria como de pasajeros.

 

Meses atrás se hizo el llamado a licitación para la reconstrucción de la ruta nacional 16, en medio de incesantes reclamos encarados por habitantes e instituciones de Monte Quemado y Taco Pozo, preocupados por el marcado deterioro que muestra la ruta nacional 16 en el tramo comprendido entre Monte Quemado y el límite con Chaco.

 

En ese tramo, de unos 38 kilómetros aproximadamente, resulta complicado transitar por la ruta nacional 16 en inmediaciones de Monte Quemado, en la vecina provincia de Santiago del Estero por lo que vecinos resolvieron realizar asambleas permanentes para sensibilizar a las autoridades nacionales a fin de que dispongan la urgente reparación de un tramo de unos 60 kilómetros.

 

Pareciera que estas movilizaciones, finalmente habían logrado el objetivo ya que desde la Dirección Nacional de Vialidad s informó el llamado a licitación del proyecto que beneficiará a una extensa región del norte santiagueño. Será financiado por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, por un monto superior a los $ 520 millones.

 

Pero ya han pasado varios meses y las obras no se avanzan. Las mismas se desarrollarán a lo largo de 38 km. del corredor ubicados entre la localidad de Monte Quemado y el límite con Chaco. Los trabajos contemplan la repavimentación y ensanche de la calzada, la conformación de terraplenes, la construcción de sendas para peatones y ciclistas, el reacondicionamiento de banquinas, señalización e iluminación. El proyecto tendrá un plazo de ejecución de 20 meses, a partir de iniciados los trabajos.

 

“El tramo Caburé Monte Quemado y Monte Quemado – Taco Pozo (Chaco), este último tramo de 60 kilómetros destruido, dejó de ser ruta para convertirse en la vergüenza internacional de los argentinos”, dijo a viva voz Alejandro Scharer, guía turístico de una empresa que ayer pasó por Sáenz Peña con un contingente de 20 personas oriundas de México y Ecuador, y que viajaron a la zona de Jujuy.