CHACO. Más de 200 mil ciudadanos afectado por falta de agua potable

El servicio de agua potable, con el nivel del río Paraná en recuperación, sigue siendo deficiente en el interior chaqueño, debiendo afrontar los vecinos varios días sin servicio por el racionamiento que la empresa Sameep realiza debido a los constantes trabajos de reparación en el trazado del nuevo acueducto.

Aunque cada vez que hubo un corte, luego se fue solucionando, el problema se presenta cada tanto. Las reiteradas labores que se efectúan sobre el trazado del segundo ducto reducen el abastecimiento de agua a varias localidades, dejando sin el vital líquido a cientos de ciudadanos.

La semana pasada, desde el martes hasta el viernes, la empresa Sameep redujo el bombeo de agua por trabajos que se debían concretar en la obra nueva, que aún no está finalizada pero que tiene en su haber varias reparaciones.

El aprovisionamiento fue exclusivamente a través del ‘viejo acueducto‘ y no solamente los vecinos de Presidencia Roque Sáenz Peña se vieron afectados por el racionamiento, sino que también se limitó el aprovisionamiento a hogares de varias localidades. Es de mencionar que finalizados los trabajos el viernes, aún existen barrios de esta ciudad y otros poblados que carecen del suministro.

La disminución del caudal de agua que se transporta Chaco adentro impacta en poblaciones que están sobre la línea de la ruta nacional 16, entre Resistencia y Sáenz Peña, y en las que se ubican en el trayecto de la ruta nacional 95 entre la ciudad Termal y Villa Ángela.

En las localidades comprendidas en el tramo de la 95, una de las más perjudicadas es La Tigra, ya que está ubicada en un terreno más elevado que el resto de pueblos. En consecuencia es la que más dificultades tiene para el ingreso de agua a la red. En este contexto, con la sumatoria de urbanizaciones que dependen del agua que entrega Sameep, el deficitario servicio afecta ‘regularmente‘ a aproximadamente 200 mil habitantes.

‘Nos cobran religiosamente cada mes, en algunos casos con montos que se incrementan sin que en el hogar se tenga un consumo extraordinario porque no hay agua; llegan avisos de corte por deudas de un par de meses pero no entendemos qué van a cortar porque de las cañerías no sale una gota‘, comentó ofuscado Juan Carlos Díaz desde La Tigra.