CHACO – Ivancovich: “En el Hospital Perrando ya se realizaron los primeros 10 análisis de coronavirus”

Con la afabilidad habitual, el doctor Invancovich comenzó informando que “el cuadro de situación que tenemos en la provincia del Chaco, pero sobre todo con epicentro en Resistencia, es de 28 casos confirmados, 142 casos negativos ya descartados, y tenemos más de 100 casos en espera de resultados, sospechosos”.

Acotó que, “como noticia buena, es que los últimos 10 casos negativos fueron realizados, por primera vez, en la provincia en el Laboratorio del Hospital Perrando. Hasta ayer domingo teníamos 132 casos negativos hechos por el Malbrán, a los que se suman los 10 analizados en el Perrando”

Estimó que con los análisis realizados en el nosocomio chaqueño, “en menos de 48 horas podemos tener los resultados, partiendo del hisopo hasta la finalización del estudio”; agregando que, antes, “las primeras 48 horas las perdíamos en hacer el panel viral, después el envío al Malbrán y después eran unas 72 horas para el resultado. Había un espacio de 5 ó 6 días hasta tener los resultados”.

En lo referente a los preparativos ante un supuesto pico de la infección en el país, consideró que “el pico es ineludible, porque ha pasado en el mundo y el virus se propaga muy rápidamente, por las facilidad que tiene de hacerlo. Unas gotas en superficie, el no lavado de manos, la mala costumbre de abrazarnos, besarnos, tocarnos, de pasar la mano y después llevarlas a la cara, el virus después ingresa por mucosa ocular, nasal o bucal”.

Admitiendo que todo ello hace, “que sea muy contagioso; y no solamente aquí, sino en el resto del mundo ha producido infecciones masivas. No paramos de hacer testeos para tratar de aislar los casos sospechosos y que no sigan contagiando. Por eso es fundamental que la gente tome conciencia y acate el aislamiento social, la cuarentena, con responsabilidad civil y social, porque nos pone en riesgo a todos”.

Preparativos para actuar

Sobre los casos graves, el Dr. Nicolás Ivancovich reiteró que “estamos preparando el Hospital Perrando, construyendo un pabellón de terapia intensiva para respiratorios. Se ha conseguido de Nación que vengan 10 respiradores nuevos a la provincia para mitigar esta contingencia; y estamos hablando con Clínicas y Sanatorios, tratando además de organizar la terapia de nuestro hospital, para estar preparados para lo que venga”.

En relación a la interacción con establecimientos privados, observó que “las clínicas ya han trabajado. Ya hubo varios casos y una clínica está preparando un pabellón especial de aislamiento solamente para estos casos. Creo que con el tiempo van a tener que tomar medidas todas las clínicas, porque estas infecciones que requieren aislamiento, exigen sobre todo para resguardar la salud de los trabajadores de la salud y poder brindar atención a los pacientes”.

Vocación y compromiso profesional

En su opinión, “siempre se puede hacer más y mejor. Si no, uno se pone un techo que no es real, pero también hay que ser realistas en el país, en la situación en que estamos. Hay países del primer mundo que, con toda la logística, infraestructura y recursos, la situación los ha superado. Sería mentir decir que tenemos más recursos que esos países”.

“Obviamente a nosotros nos va a hacer mucho más daño. Necesitamos que haya más gente comprometida e involucrada, sobre todo los profesionales de la salud, pero tenemos mucha gente que trata de salvarse ellos mismos. Los que sentimos la vocación de esta profesión, nos preparamos toda la vida para esto. Este es el momento de demostrarlo, no el de hacer reclamos”, sostuvo el director de Emergencias Sanitarios del Chaco.

Insistió con énfasis en que “es el momento de ir a los domicilios, tomar las muestras; o el que pueda ayudar desde las casas, llamando a la gente. Hay muchas formas de ayudar. Invoco ese espíritu de vocación por el cual han elegido la profesión o la carrera sanitaria, y  aunque sea muy poco, todo suma. Si no, somos muy pocos los que estamos en el frente, y ello lleva a un desgaste con el tiempo.