CHACO. El pan no resiste la inflación y podría llegar a los $200 por kilo

Los incrementos en la materia prima y los sueldos al personal explican el nuevo precio. En proceso de recuperación, venden más que en 2019 pero menos que 2018. Alejandro López, titular del Centro de Industriales Panaderos del Chaco, aseguró que “todavía estamos golpeados por la pandemia, aunque recuperamos algo las ventas”.

En este sentido aseguró que la inflación sacude la economía de este sector “y no podemos trasladar completamente los aumentos al precio del producto, por el bajo poder adquisitivo de la gente que ya compra poco, y si encima aumentan los precios comprará menos”.

Sin embargo, en este dilema se encuentra con que la materia prima continúa aumentando hasta un punto en que ya no pueden absorberlo. “Aumentaron las harinas, las materias grasas, la levadura, las bolsas y los combustibles”, dijo López.

A raíz de esto, el empresario señaló que el aumento del precio del kilo de pan (y por consecuencia los demás productos derivados) “tendrá lugar desde la semana que viene, con un incremento de entre un 15 y 20 por ciento, cuando el kilo de pan hoy está entre 120 y 180 pesos”.

Con el porcentaje de aumentos descrito la franja de posibles precios del pan desde la semana que viene podría ser desde $138 por kilo, en cuanto a los más económicos y con menor impacto ($120 más 15%), o hasta $216 los de más alta calidad y con mayor impacto de incremento ($180 más 20%).

“Hay panaderías que trabajan en su propiedad y otras alquilan el local, lo que encarece los productos. También hay que tener en cuenta si las cocinas son a gas o eléctrico”, definió.

“La pandemia nos metió en un pozo del cual todavía no podemos salir. La situación no es buena, aumentamos un poco las ventas, más que en 2019, pero aún siguen más bajas que en 2018”, subrayó el empresario titular de la cámara empresaria que nuclea a los industriales panaderos.