CHACO. Comenzó la búsqueda de las fosas de la Masacre de Napalpí

Hoy a las 10 en el Lote 39 de Colonia Aborigen comenzarán las excavaciones con el objetivo de encontrar las fosas comunes relacionadas con la Masacre de Napalpí y en caso de encontrarse restos óseos estos deberán ser exhumados. La orden la dio la jueza federal Zunilda Niremperger que actúa en la causa que se inició por la masacre y la terea quedó en manos de los técnicos del Equipo Argentino de Antropología Forense.

 

La jueza aseguró que ‘las medidas requeridas por la Fiscalía Federal no solo resultan idóneas y conducentes a los fines expuestos, sino que también constituyen un elemento necesario que podría aportar información determinante con carácter científico con el objeto de acreditar (o en su caso, desvirtuar) la línea investigativa desarrollada por el Ministerio Público Fiscal‘.

 

‘Es así que, dadas las características y circunstancias de los hechos aquí investigados, como las personas implicadas, y siendo que nos encontramos ante posibles ilícitos contemplados en nuestro sistema constitucional y la ley penal de fondo, que podrían constituir hechos violatorios de los derechos humanos y configurativos de delitos de lesa humanidad, resultando inexorablemente que predomine el interés social por conocer la verdad y sancionar a sus responsables por sobre cualquier interés individual por liberarse de la persecución penal‘, afirmó.

 

‘En tales circunstancias en los hechos investigados, exhibirían ciertas características posibles de subsumirse dentro de la categoría de delitos de lesa humanidad, cuya imprescriptibilidad característica posibilita que a pesar del tiempo transcurrido se pueda investigar, y de ese modo procurar reconstruir desde una perspectiva histórica los hechos objeto del presente‘, dijo. Un dato por tener en cuenta es que hace pocos meses, en Formosa, se dictó una sentencia contra el Estado Nacional por un hecho similar que se conoció como la Masacre de Rincón Bomba.

 

EL TRABAJO. ‘Van a trabajar cerca de 6 antropólogos con experiencia en tareas de exhumaciones de fosas comunes en masacres campesinas e indígenas en Guatemala y El Salvador. Y las excavaciones serán en 4 puntos referenciados como probables fosas comunes de acuerdo con testimonios de pobladores de la zona‘, indicó una de las fuentes consultadas.

 

La Fiscalía Federal lleva adelante una investigación sobre los hechos históricos conocidos como la Masacre de Nalpalpí ocurrida en el año 1924 con el criterio de que constituyen crímenes de lesa humanidad y el Estado Nacional tiene la obligación de juzgarlos en función de los compromisos asumidos ante la comunidad internacional.

 

El acta de apertura de esa investigación refería: ‘creemos necesaria la búsqueda de la verdad y el ejercicio de la memoria histórica para que los hechos de violencia no se repitan, para establecer el porqué, cuándo y cómo se consumaron los hechos y saber quiénes son los máximos responsables y qué es lo que ha conducido a su ejecución; para que se conozca públicamente el contenido integral de esta historia de horror y que se reconozca socialmente a las víctimas.

 

La reparación debe contener la recuperación de la memoria histórica, la difusión pública y completa de la verdad de los crímenes perpetrados y la dignificación de las víctimas’.

 

La investigación logró reunir los testimonios del sobreviviente y de los hijos. También el trabajo de investigadores e historiadores sobre Napalpí y genocidio indígena, y los informes y documentación del Ministerio del Interior y de Defensa de la Nación, Archivo del Congreso Nacional, Archivo Histórico del Chaco, Superior Tribunal del Chaco, Aero Club Chaco, del periódico El Heraldo del Norte y materiales de Robert Lehmann- Nitsche del Instituto Iberoamericano. ‘Con las excavaciones se daría por concluida la investigación y la Fiscalía requerirá al Juzgado Federal la apertura de un juicio por la verdad‘, indicó una fuente.