CHACO. Caen las ventas de feriantes en los paseos de compra de Sáenz Peña

La difícil situación social, no solamente en cuanto a precios de los comestibles, está empujando a que se incremente la cantidad de familias que viven de la venta de ropas, que muchas veces son traídas de los países vecinos como Paraguay o Bolivia, según se pudo corroborar en las ventas de artículos de vestir como ser el ‘Paseo de Compras‘ o la ‘Feria Paraguaya‘ de esta ciudad.

En el sondeo por estos locales populares, que venden a precios más accesibles, los responsables de cada puesto, más allá de que pidieron las reservas de nombres, coincidieron en que las ventas en los dos últimos meses se desplomaron como no ocurría hace años.

Y si bien reconocieron que hubo años difíciles, nunca como ahora, porque en esta oportunidad, a causa de la constante remarcación de los precios, todas las semanas se incrementan ‘los valores de las mercaderías, ya sean de origen nacional o extranjero‘, comentaron ante la consulta de nuestros cronistas.

‘A pesar de la llovizna y el frío que no da tregua, no queda otra que concurrir a los puestos, no sabemos en qué momento se puede vender algo’, decía Franco.

‘Es así nomás, salimos de casa bien temprano, los días entre semana, apenas dejamos a los chicos en la escuela, ya nos instalamos hasta la noche, pasamos todo el día en los puestos‘, comentaba la joven familia integrada por Tamara y su esposo.

‘Muchas veces nos volvemos a casa sin haber vendido ni un par de guantes, y eso nos complica, no se puede recuperar lo que se vende ni siquiera en un mes, está todo muy mal‘, dijo.

‘Recién después de un mes pudimos vender algo para el Día del padre, pero desde ahí se planchó todo otra vez‘, exponiendo el difícil panorama del que tampoco los feriantes escapan en esta oportunidad.