CASO SANTUCHO. Polémica por indemnizaciones a ex ERP por más de $750 mil

    El Estado debería apelar a este fallo, así como apelan a los fallos en los casos de los jubilados, porque esto lo pagamos todos con nuestros impuestos.

    La jueza en lo contencioso administrativo federal María José Sarmiento rechazó el pedido de las hijas del líder y fundador del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), Mario Santucho, quienes reclamaban una indemnización al Estado de $ 10.000.000 por el crimen de su padre.

    Sin embargo, la jueza Sarmiento instó al Estado a pagar $ 750.000 pesos más intereses a las tres hijas de Santucho por “daño moral”, debido a que el Ejército nunca entregó el cuerpo del líder del ERP a su familia. La presidente de Centro de Estudios Legales sobre el terrorismo y sus víctimas, Victoria Villarruel, dialogó con la AM990 sobre esto.

    “Las tres hijas de Santucho iniciaron una causa judicial solicitando diez millones de pesos en concepto de daño moral por el secuestro, tortura, muerte y no entrega del cuerpo de su padre. La Justicia falló y dijo que se encuentra prescripto y reconoce el daño moral; por lo que cada una recibirá 250 mil pesos”, explicó.

    “Es mentira que los terroristas luchaban contra la dictadura, porque la mayor cantidad de secuestros y muertes se dieron durante la vigencia de gobiernos democráticos”, expuso Villarruel.

    ESCÁNDALO

    Según Villarruel, este fallo “demuestra el escandaloso tratamiento de los derechos humanos en nuestro país”. “Esta indemnización la vamos a pagar todos los argentinos, incluso las víctimas del terrorismo de Estado”, aseveró a la AM990.

    “No es la primera reparación que reciben los familiares de los terroristas. Reciben dinero no sólo por la muerte, sino por el simple exilio. Les pagamos por haberse ido del país y es algo vergonzoso”, lamentó la abogada.

    Además, aseguró que “el Estado debería apelar a este fallo, así como apelan a los fallos en los casos de los jubilados, porque esto lo pagamos todos con nuestros impuestos”.

    CASO SANTUCHO

    Cinco días después del último golpe de Estado, el 29 de marzo de 1976, miembros del comité central del PRT–ERP encabezados por Mario Roberto Santucho se reunieron para realizar un congreso en una quinta de Moreno conocida como “La Pastoril”.

    El encuentro, del que participaron dirigentes de distintas organizaciones revolucionarias del Cono Sur, derivó en un operativo ilegal de la flamante dictadura, que terminó con siete personas asesinadas y al menos ocho secuestradas y derivadas a distintos centros clandestinos para ser interrogadas bajo torturas.