Cabrera: “Argentina no está preparada para afrontar una apertura indiscriminada”

Tras la polémica con los empresarios, el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, ratificó hoy que el Gobierno apuesta a “la integración al mundo” y sostuvo que “Argentina es uno de los países más cerrados del planeta”.
“Fue una reunión cordial, franca y abierta”, explicó sobre el encuentro con los empresarios. “No se discutió en particular la apertura de importaciones de un producto. Se habló de la estrategia general que tenemos respecto de la producción”.
En diálogo con radio Continental, el funcionario sostuvo: “El eje de nuestra estrategia es la integración al mundo. Somos uno de los países más cerrados del planeta después de Sudán y Nigeria. Y eso es porque hace muchísimos años que no tenemos acuerdos comerciales con el resto de los países. Tenemos que abrir nuevos mercados”.
El Gobierno recibió ayer a la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) en una reunión que tuvo como principal objetivo bajar el nivel de enfrentamiento que había escalado la última semana con acusaciones cruzadas de “llorones” por parte del Ejecutivo a los empresarios y de “bravucones” de estos últimos a los ministros nacionales.
“En la reunión se habló del riesgo de que la apertura indiscriminada afecte a algunos sectores industriales porque la Argentina no esté preparada para competir”, continuó Cabrera. “Le hemos mostrado que hemos sido cuidadosos con ese tema porque las importaciones en Argentina siguen siendo bajas respecto a cualquier serie histórica.”
En esa línea, el ministro recordó: “De las importaciones que se dieron en el último año, más del 82% tuvieron que ver con el ciclo productivo, sobre todo bienes de capital”. Y se quejó: “Salvo algunas excepciones como el sector textil que pueden llegar a verse afectados, parece que hubiera un clima de “no crecimiento” y eso no es así, el año pasado la economía creció casi tres puntos”.