BRASIL. Varios diputados pro Bolsonaro allanados

El Supremo Tribunal Federal brasileño (STF), ordenó el allanamiento de las oficinas de ocho diputados, un empresario y blogueros simpatizantes del presidente, Jair Bolsonaro, en el marco de una investigación sobre la diseminación de noticias falsas y de amenazas a la “democracia” en las redes sociales.

La Policía Federal realizó operativo en Brasilia y otros 5 estados con órdenes de allanamiento e incautación de documentos contra 29 sospechosos de integrar, financiar o ser cómplices de una red que publica “fake news” además de amenazar a jueces, políticos y periodistas.

Entre los sindicados están la imputadas federales Carla Zambelli, del estado de San Pablo, y Bia Kicis, de Brasilia, además del empresario Luciano Hang, todos ligados al mandatario, con quien se reúnen con cierta frecuencia.

El juez Alexandre de Moraes es el instructor, en el STF, de la investigación sobre esta red que también dio lugar a la creación de una Comisión Parlamentaria de Investigaciones formada por senadores y diputados.

“No es posible que a través de las redes algunos grupos se organicen de forma delictiva para propagar discursos racistas, contra la democracia y las instituciones democráticas”, afirmó hoy el juez Moraes.

“No se puede censurar, no se puede restringir la libertad de prensa pero no es posible que a través de las redes algunos grupos propaguen discursos racistas y de odio”, añadió.

El magistrado realizó una exposición en un evento organizado por la Orden de Abogados de Brasil (OAB), donde también habló el juez Roberto Barroso, miembro del STF, quien afirmó que las “milicias digitales deben ser combatidas”.

Los agentes de la PF también requisaron las oficinas y domicilios del presidente del Partido Trabalhista Brasileiro, Roberto Jefferson, y del famoso bloguero Allan Santos, quien recientemente posteó un mensaje propoponiendo la prisión de los miembros del STF.

“Allan Santos es uno de los blogueros bolsonaritas más conocidos y se sospecha ue tiene vínculos con Carlos Bolsonaro”, el hijo del presidente que está al frente del “gabinete del odio” el cual funciona en el Palacio del Planalto, desde donde se lanzan mensajes en masa afirmó hoy el periodista Bernardo Mello Franco, del diario O Globo.

Los hijos del presidente, el senador Flavio, el diputado Eduardo y el concejal Carlos forman el “clan” familiar, una suerte de círculo áulico que tiene acceso directo al Planalto y ejerce influencia en el gobierno.

Carlos Bolsonaro deploró hoy las órdenes de allanamiento y opinó que la decisión del juez Mores fue “inconstitucional, política e ideológica”.

Por su parte la diputada Carla Zambelli, del Partido Social Liberal, de extrema derecha, dijo que la orden de allanamiento contra su domicilio no va a dejar de manifestarse y aseguró que “vivimos bajo un estado de excepción” impuesto por el STF. En cambio Felipe Santa Cruz, titular de la OAB, sostuvo que el operativo ordenado por el juez “Moraes es una respuesta en defensa de la democracia, se necesitan instituciones fuertes , es hora de que los terroristas virtuales conozcan la cara dura de la ley”.