BRASIL. Bolsonaro contrajo el virus que subestimó

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció que contrajo el coronavirus durante una conferencia de prensa en la que cuestionó el aislamiento social para evitar el contagio, relativizó la gravedad de la dolencia y defendió el consumo de la cloroquina para enfrentar la pandemia.

“(Recibí) con naturalidad (el resultado del test), no hay que tener pavor, es la vida”, afirmó el mandatario este martes soleado alrededor de las 12,15 horas (15,15 GMT) que contrajo el Covid-19 al hablar con la prensa en el Palacio de Alvorada, la residencia oficial en Brasilia.

“Estoy en el frente de combate, yo no huyo de mis responsabilidades”, subrayó.

De camisa azul y barbijo blanco, el mandatario anunció que alrededor de las 11 horas (14 GMT) recibió el resultado del test realizado el lunes por la tarde en el Hospital de las Fuerzas Armadas.

Bolsonaro es uno de los pocos presidentes del mundo que se opone al aislamiento social y esta semana firmó un decreto contra la obligatoriedad del uso del tapabocas en espacios públicos y cárceles.

Consultado si después de haber contraído el virus sigue rechazando la cuarentena en su país, respondió que no se puede aplicar la misma política en todo Brasil, porque se trata de un “país continental… muy grande” donde hay diferencias importantes entre las regiones.

Cuestionó una vez más a los gobernadores que aplican la cuarentena para contener los contagios y los acusó de “exagerar” la gravedad de la pandemia.

Reconoció que “uno se debe preocupar con el virus” pero también con la economía y el desempleo “no se puede hablar solo de las consecuencias del virus”.

“Hay 38 millones de trabajadores informales que viven en una situación (difícil)… esto hay que tomarlo en cuenta, Brasil tiene que producir, tiene que volver a andar… si la economía no funciona hay gente que se suicida”, aseguró.

El mandatario reiteró su tesis sobre la inexorable muerte de una parte de la población contaminada al decir que “ningún país puede evitar muertes, nadie el aislamiento, el contagio es inevitable”.