BONO. Desde CTA aseguran que los $5000 son “un engaño para enfriar cualquier plan de lucha”

    La CTA no está participando de ese tipo de reuniones, porque hay un negacionismo sistemático del gobierno nacional con nuestra organización.

    En una reunión que se realizó en la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad (FATSA), en el barrio de Boedo, el Gobierno avaló el pedido gremial de realizar un pago de un bono extraordinario de hasta 5000 pesos pagadero en dos tramos (noviembre y enero), no remunerativo, que sería refrendado a través de un decreto del Poder Ejecutivo para darle mayor impulso a la medida. De todos modos, no sería inminente. Gerardo Delgado, Secretario General de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) en Formosa dialogó con la AM990 al respecto.

    Primeramente, afirmó que “La CTA no está participando de ese tipo de reuniones, porque hay un negacionismo sistemático del gobierno nacional con nuestra organización”. Y agregó que “la CGT acordó y nos parece que, siempre venga unos pesos al bolsillo de los trabajadores, es celebrable”.

    Sin embargo, Delgado argumentó que este acuerdo por un bono de 5000 pesos “no deja de ser un engaño para enfriar cualquier plan de lucha que se venían gestando”. “Este dinero se pagará en algunos casos hasta en tres o cuatro cuotas, por lo que se licua absolutamente”, aseveró en diálogo con la AM990.

    Propuesta

    Los empresarios avalaron la propuesta, aunque con la salvedad de que tal vez no todos los sectores ni todas las empresas estén en condiciones de tomar ese compromiso. Por eso el texto del decreto diría que el bono será “hasta” 5000 pesos, contemplando las limitaciones de pequeñas y medianas empresas en el contexto de recesión, ya que también los gremios comprendieron los argumentos.

    Por otro lado, trascendió que el bono será para todos los trabajadores en actividad, ya sea en el ámbito público como en el privado, aunque en el caso de los empleados estatales tendrían una negociación paralela con el Estado nacional.

    Según Delgado, “la CGT con esta actitud le pone un paño frío a la situación, pero la comisión paritaria debería seguir reuniéndose porque nos quedamos 15 puntos por debajo de la inflación”. “Los sueldos suben por la escalera, mientras que los precios lo hacen por el ascensor”, lamentó.