BOLIVIA. Informe OEA confirma “manipulación dolosa”

La Organización de Estados Americanos (OEA) presentó el informe final de su auditoría de las elecciones generales celebradas en Bolivia el 20 de octubre, afirmando que detectó una “manipulación dolosa” para alterar los resultados.

“A partir de la abrumadora evidencia encontrada, lo que sí es posible afirmar es que ha habido una serie de operaciones dolosas encaminadas a alterar la voluntad expresada en las urnas”, declara el documento, llamado “Análisis de Integridad Elecciones Generales en el Estado Plurinacional de Bolivia”.

Más de siete millones de bolivianos votaron el 20 de octubre. Según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) el entonces presidente y candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, logró 47,08%, 10% por encima de su rival Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), lo que no permitiría ir a una segunda vuelta.

Sin embargo, aparentes irregularidades y protestas en las calles determinaron la convocatoria a la OEA, que en su informe preliminar recomendó llamar a nuevos comicios. Poco después Evo Morales renunció y se exilió en México.

“El equipo auditor -precisó la OEA- ha detectado una manipulación dolosa de los comicios en dos planos. A nivel de las actas, a partir de la alteración de las mismas y la falsificación de las firmas de los jurados de mesas”.

“A nivel del procesamiento de los resultados, a partir del redireccionamiento del flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por personal del TSE, haciendo posible la manipulación de datos y la suplantación de actas. A ello se suman irregularidades graves, tales como la falta de resguardo de las actas y la pérdida de material sensible”, agregó.