«Aula Cuidada y Segura»: La EPET N° 1 creó un sistema para que sus estudiantes estén protegidos en el contexto de pandemia

La Escuela Provincial de Educación Técnica N° 1 se prepara para el comienzo del nuevo Ciclo Lectivo en tiempos de coronavirus y elaboró un proyecto tecnológico llamado “Aula Cuidada y Segura”. Se encuentra a la espera de financiamiento para poder replicar el mismo en más cursos de la institución. A la vez, se informó que el diseño está disponible para los establecimientos educativos que deseen implementarlo.

Cabe señalar que si bien se habla de «vuelta a clases», su dictado no se ha discontinuado y lo que vuelve es la presencia de los estudiantes a la institución a partir del 2 de marzo.

En este sentido, Luis Caballero, director de la EPET N° 1, explicó que “hemos finalizado un proyecto tecnológico que se llama Aula Cuidada y Segura y fue desarrollado a partir de la noticia de que regresaríamos a las aulas, y como nuestros estudiantes son numerosos, decidimos hacer algo para que estén cuidados y cumplir con el protocolo sanitario establecido de distanciamiento social, barbijo obligatorio y el uso del alcohol en gel”.

“Es un proyecto exclusivamente de esta institución para nuestros estudiantes y si logramos financiamiento podremos instalar las mamparas en todas nuestras aulas”, continuó el director.

En este contexto, comentó que el primer paso para su realización fue la investigación sobre las “aulas burbujas” y de qué manera mejorar esos prototipos; “nos fijamos cómo estudian en otros lugares del mundo y nos dimos cuenta que para nuestros chicos eso no era adecuado por las características de nuestros estudiantes. Decidimos diseñar mamparas transparentes ya que la mayor interacción es con el compañero o compañera de al lado, no con el del frente ni el de atrás, entonces la mampara será una barrera para el contagio del coronavirus”.

Además, Caballero indicó que el diseño “está a disposición para los establecimientos educativos, hablo de las medidas y materiales para las escuelas primarias o secundarias que quieran realizar este modelo. Sólo queremos contribuir a que el desarrollo de las clases presenciales sean seguras para los niños y jóvenes”.

Cantidad de estudiantes en las aulas

Por otra parte, refirió que podrán asistir a las aulas “la mitad de los estudiantes de cada curso, trabajar con 35 o 40 estudiantes en el aula como antes será imposible para cumplir con el distanciamiento social”.

Sobre el final, Luis Caballero marcó que la pandemia de coronavirus, “afectó mucho a las escuelas técnicas ya que el modo virtual se hace difícil; nosotros trabajamos con máquinas y herramientas y para aprender sobre ello necesitamos de la presencialidad y practicar. Si van a aprender a soldar no se puede hacer por internet, pero hubo otras cuestiones que sí se pudieron realizar de manera online, fue útil en lo teórico”.