Aseguran que con el SAME bajó un 16% la cantidad de muertes en accidentes de tránsito

Cuando comenzó a funcionar el SAME en el Gran Buenos Aires, el objetivo fue que en los municipios bonaerenses las ambulancias no tardaran más de 12 minutos en llegar a cubrir urgencias en las calles. A tres años de la puesta a punto del sistema de emergencias para el Conurbano, desde el Gobierno de la Provincia difundieron que en los municipios en los que ya se implementó, el índice de mortalidad en accidentes viales bajó un 16,6%.

La cifra se desprende de un relevamiento en todos los distritos que adoptaron un sistema de atención de urgencias que antes sólo existía en la Capital Federal, y que la Provincia extendió en forma coordinada con las comunas.

En el Conurbano, son 22 los municipios que ya operan el sistema en forma conjunta con el Ministerio de Salud provincial. La Provincia invirtió cerca de $2.500 millones para aportar las ambulancias del SAME, y tras la incorporación de San Martín, en julio, ya son 212 las que recorren el GBA. A esa cantidad, en algunos casos se suman las que ya tenían las Municipalidades y se adaptaron a los nuevos protocolos.

Cada móvil de alta complejidad que envía la Provincia cuenta con cardiodesfibriladores, paneles centrales de oxígeno, tubos de oxígeno independientes para la atención fuera del vehículo, kits para la atención de trauma, vía aérea, parto y quemado, y sistema de comunicación VHF.

El equipo de trabajo del sistema de urgencias, incluye chóferes y médicos (dos por ambulancia), radio operadores, telefonistas y coordinadores médicos.

Desde el Ministerio de Salud capacitaron a las dotaciones que trabajan en los municipios, y también a todo el personal de Bomberos, Defensa Civil y Seguridad. La capacitación incluye RCP avanzada, inmovilización y control de vías aéreas del paciente asistido, clasificación por triage (según el nivel de urgencia) y manejo inicial del trauma.

Además, los conductores de ambulancias recibieron instrucciones de manejo defensivo y bioseguridad. Los radio operadores también fueron entrenados en el manejo de la comunicación ante una emergencia para la contención, clasificación y categorización del paciente, y de la persona que realiza el pedido de asistencia.

El sistema se opera en forma coordinada con cada Municipio, que en algunos casos garantizaron la construcción de centrales donde están las ambulancias o integraron el servicio a sus Centros de Monitoreo y Seguridad.

Según los datos del Ministerio de Salud, en toda la Provincia el SAME tiene a julio de 2019 cerca de 300 ambulancias, y cubre un área de más de 13 millones de habitantes. A fines de ese año, el gobierno provincial espera llegar a los 135 municipios, con una inversión acumulada de $3.000 millones.