Argentina perdió ante Brasil en un vibrante clásico de futsal y jugará por el bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud

Agustín Raggiati, de sexta falta a 60 segundos para el final del primer tiempo, y Santiago Rufino levantaron el 0-2, pero Breno le dio el triunfo 3-2 a los brasileños y el pase a la final ante Rusia. La "Albiceleste" buscará la medalla ante Egipto.

Argentina perdió 3-2 ante Brasil en un vibrante clásico de futsal y jugará por el bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Por la segunda semifinal, la “Verdeamarelha” comenzó ganando con goles de Guilhermao al minuto de partido y Neguinho a los 12′.

La Selección remontó el 0-2 por intermedio de Agustín Raggiati de sexta falta a 60 segundos del final del primer tiempo y Santiago Rufino, al minuto del complemento. Sin embargo, en el mejor momento argentino, Breno le dio el triunfo a su equipo y el pase a la final.

El duelo definitorio por la medalla dorada se llevará a cabo el miércoles 18, entre Brasil y Rusia, que superó 3-1 a Egipto. En tanto, Argentina buscará la medalla de bronce frente a los egipcios.

Como se esperaba, el clásico comenzó con mucha intensidad y pierna fuerte. De inmediato Brasil se puso en ventaja y al minuto anotó por intermedio de su goleador, Guilhermao. Argentina tuvo un largo lapso del primer tiempo en el que no pudo hacer pie y se mostró muy impreciso. A los 6 minutos, Joaquín Hernández fue amonestadopor una dura infracción, mostrando a las claras el nerviosismo de los locales.

Los brasileños, por su parte, se replegaron bien y dejaron que Argentina sume frustraciones. Al minuto 12, una mala salida Facu Gassmann posibilitó el segundo tanto visitante por intermedio de Neguinho, quien cinco minutos después recibió una amonestación por otra violenta falta.

Con la segunda ventaja, Brasil entregó el dominio del partido y llamativamente abusó de las faltas. Fue así como llegó a la quinta y entró en periodo de penalización. Con varios minutos por correr, Argentina fue en busca del descuento. Lo logró a 1’22” para el final, luego de que Yuri cometiera una infracción con amarilla y posibilitara que el equipo “albiceleste” descontara de penal con Agustín Raggiati.

La etapa finalizó con Argentina dejando una mejor imagen e ilusionada con el empate, bajo una multitud que lo acompañó en el estadio cubierto de Teconópolis y vivió una verdadera fiesta.

En el segundo tiempo, al minuto, Santiago Rufino le dio el empate parcial 2-2 con un verdadero golazo. Argentina entró en confianza y los jugadores se animaron hasta con algún lujo. La Selección tuvo el dominio prácticamente de todo el complemento.

A los 6′, el brasileño Vitao recibió la amarilla tras un violento planchazo Raggiati. Y segundos después, Ramírez pudo marcar el tanto del triunfo argentino pero el arquero brasileño pudo controlar abajo. El propio Ramírez tuvo revancha después, pero volvió a chocar con el guardameta que con una impecable reacción voló y manoteó justo.

Sin embargo, en el mejor momento argentino, Breno, a los 9′, volvió a poner en ventaja a los brasileños 3-2. Un duro golpe para Argentina. Para peor, a falta de 9’46” la Selección sumó su quinta falta y entró en período de penalización. Con 8’44’ por jugar, el árbitro no sancionó penal para Argentina por una clara falta sobre Rufino.

Con 4’53’ por delante, Argentina terminó jugando con arquero-jugador en busca del todo por el todo. No cometió falta, pero tampoco pudo forzar un alargue gracias a un empate.

El conjunto argentino terminó segundo en el grupo A, con dos triunfos, un empate y una derrota; mientras que la “Verdeamarelha” finalizó primero en el Grupo B, pero con puntaje ideal.

A dicha instancia de semifinales se clasificaron las dos primeras selecciones de cada fase, por lo que en la otra llave avanzaron Egipto (líder del Grupo A) y Rusia (segundo en el B). A la final accedió el elenco ruso, gracias a su triunfo por 3-1.

Argentina venía de lograr la hazaña de la clasificación con una contundente goleada sobre Panamá por 12 a 2 (necesitaba una diferencia de seis goles), mientras que Brasil superó a Rusia, Irán, Costa Rica e Islas Salomón.

Con el objetivo de dar un mensaje de unidad y confraternidad, los planteles de Argentina y Brasil se mostraron juntos el último domingo y brindaron una exhibición en el Centro Olímpico de la Juventud. Allí pasaron un momento distendido y jugaron al metegol.