Argentina le gan贸 a Per煤 y se acerca a Qatar 2022

La “Albiceleste” derrot贸 por la m铆nima a los “incaicos”, en uno de los cinco duelos por la jornada de clasificatorias sudamericanas. Lautaro Mart铆nez anot贸 en el local, que sigue de racha.

El seleccionado argentino super贸 este jueves a Per煤 por 1 a 0 como local, en uno de los encuentros correspondientes a la 12da. fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022.

El camino lo abri贸 Lautaro Mart铆nez (42m. PT), de cabeza, mostrando su capacidad goleadora, que lo tiene como m谩ximo anotador de la era Lionel Scaloni.

Adem谩s, en total lleva 17 gritos en 33 juegos, un promedio de uno cada dos partidos (0,51). Esos n煤meros llevan a la ilusi贸n porque son similares a los de Hern谩n Crespo (0,55) en 64; y por encima Sergio Ag眉ero (0,43) en 97 y de Higua铆n (0,41) en 75. El 煤nico lejano es Gabriel Batistuta (0,73) en 77.

Per煤 no aprovech贸 la m谩s claras, en los pies de Yoshimar Yot煤n (19m. ST) y fall贸 su penal, que peg贸 en el 谩ngulo izquierdo.

El conjunto argentino suma 25 puntos, a la espera de la resoluci贸n del suspendido cl谩sico con Brasil, que la FIFA se lo dar铆a por ganado en las pr贸ximas semanas, seg煤n conf铆an en la AFA. Con este triunfo estir贸 a 25 partidos el invicto.

El panorama es otro en Per煤, que si bien tiene chances matem谩ticas, cuenta con 11 unidades y est谩 ante煤ltimo.

Lejos estuvo de ser una noche a puro brillo por parte de Argentina, que pag贸 con intereses el exigente calendario y desnud贸 la falta de piernas de sus mejores futbolistas, como el caso de Lionel Messi -poco desequilibrante en el segundo tiempo- y en la cabeza de su tridente del medio, peleado en general con la pelota.

Per煤 incomod贸 m谩s de lo pensado y de lo mostrado en los primero minutos. La historia con los incaicos manda: siempre es un rival inc贸modo, a pesar de la amplia ventaja en los duelos mano a mano y de mantener su racha negativa en Buenos Aires, donde nunca gan贸.

Argentina mostr贸 sus intenciones de entrada: ataques por las bandas, sociedades entre Messi y los del medio y ocupaci贸n de los espacios dejados por la visita, que trat贸 mejor la pelota de lo que presion贸 para recuperarla.

Pocos minutos alcanzaron y el equipo nacional descifr贸 el planteo rival. Es que Per煤 llen贸 su campo de gente, al punto que defendi贸 por momentos con todos sus futbolistas, pero los espacios aparecieron en abundancia, a contramano de la eficacia local -err贸 al menos tres opciones claras frente a Pedro Gallese-.

La pel铆cula se pareci贸 mucho a la de la victoria con Bolivia (3-0) de principio de septiembre. Un equipo enfrente que no siente defenderse pero que se vio obligado por la calidad colectiva y la jerarqu铆a individual de Argentina.

La clave fue la paciencia para mover la pelota, buscar a 脕ngel Di Mar铆a y a Nahuel Molina por los costados y evitar la sobrepoblaci贸n en la zona media, que solamente se rompi贸 cuando Messi meti贸 sus cambios de marchas habituales.

Sin embargo, Argentina no estuvo preciso con la pelota, una materia en la que desaprob贸 durante un primer tiempo en el que la posesi贸n roz贸 el 75 por ciento. Es que Rodrigo De Paul y Leandro Paredes no se ofrecieron como primera salida -algo destacado en los otros partidos- y obligaron a Messi, que tampoco pareci贸 amigarse, a bajar hasta el medio.

En ese contexto, cuando se iba el primer tiempo y en las tribunas hab铆a un aliento tibio, apareci贸 una combinaci贸n entre De Paul y Molina, que gan贸 su banda y meti贸 un centro sin par谩bola y perfecto para la cabeza de Lautaro Mart铆nez, que anticip贸 a Carlos Zambrano.

Per煤 modific贸 su esquema en el complemento, dej贸 el 4-1-4-1 y pas贸 a un 4-3-3 en el que se sinti贸 mejor. De hecho, un remate de Pedro Aquino le quit贸 el fr铆o a Emiliano Mart铆nez, de poco trabajo, a los 10 minutos.

El premio a ese planteo m谩s osado lleg贸 cuando Yot煤n habilit贸 a Jefferson Farf谩n y “Dibu” le hizo un penal claro, aunque lo neg贸 varias veces. Claro, la buena fortuna de Argentina se plasm贸 en la ejecuci贸n posterior, que peg贸 en el v茅rtice entre 谩ngulo y poste izquierdo para delirio de los hinchas locales.

El agotamiento por un calendario corto, lleno de partidos y con viajes largos, le pas贸 factura a Messi y compa帽铆a, que tuvieron una tarea aceptable en t茅rminos generales y con un pasaje complicado cuando Per煤 tuvo el penal.

“Ol茅, ol茅, ol茅, ol茅, ol茅, ol谩鈥.soy argentino, es un sentimiento, no puedo parar”, core贸 el p煤blico desde las tribunas en una noche en la que el fr铆o golpe贸 desde temprano, en un grito de agradecimiento a los campeones de Am茅rica.

Argentina descansar谩 hasta el 11 de noviembre, cuando visitar谩 a Uruguay en el estadio Campe贸n del Siglo, de Pe帽arol, de Montevideo, por la 13ra. fecha, y el siguiente martes 16 ser谩 local de Brasil en el Bicentenario de San Juan, por la 14ta. jornada.