Aprueban la poda de cargos y reestructuración de ministerios

Mauricio Macri aprobó hoy la nueva estructura del Gobierno con la que busca reducir el gasto y generar un ahorro significativo en las arcas del Estado. El decreto reglamentario del plan de reorganización, parte del paquete de reformas impulsado por el Presidente tras el triunfo de Cambiemos en las legislativas del año pasado, se publicó hoy en el Boletín Oficial.
La “reorganización” contempla una reducción de subsecretarías y la desaparición de unos 1000 cargos permanentes en los ministerios. La Casa Rosada aspira a ahorrar unos $1500 millones por año con la poda de un 25% de puestos políticos.
El Gobierno aprobó los nuevos organigramas de los ministerios hasta el nivel de subsecretaría. “En el marco de la reforma estructural de la Administración Pública Nacional encarada por el Estado, corresponde la supresión de los cargos que ya no resulten estrictamente necesarios para el cumplimiento de las acciones y misiones de los organismos y jurisdicciones del Estado Nacional”, indica el decreto 174/2018 en su considerando.
En la nueva estructura se suprimen “los cargos extraescalafonarios con rango y jerarquía de secretario y subsecretario existentes en las jurisdicciones ministeriales y en los organismos desconcentrados dependientes”, según detalla el decreto reglamentario.
Además, Macri dispuso la creación del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE), que funcionará bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social como “organismo desconcentrado”. El INJUVE será conducido por un director ejecutivo, con rango y jerarquía de Subsecretario, y tendrá como objetivo diseñar e implementar políticas sociales destinadas a jóvenes, presidir el funcionamiento del Consejo Federal de la Juventud y “fomentar en los jóvenes la participación comunitaria, el compromiso público y valores como la solidaridad, la equidad, la memoria, la responsabilidad y la identidad nacional”.
El plan de recorte de cargos en los ministerios fue diseñado por los coordinadores del gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, quienes solicitaron informes a cada ministro.