Andar en bicicleta puede frenar el envejecimiento

Un estudio reveló que el ciclismo puede frenar los efectos de envejecimiento y rejuvenecer al sistema inmunológico. Un grupo de científicos realizó pruebas a 125 ciclistas amateurs de 55 a 79 años y los comparó con otros adultos saludables de un rango de edad amplio pero que no hacen ejercicio regularmente.

Los resultados, publicados en dos papers en la publicación especializada Aging Cell, mostraron que los ciclistas preservaban masa muscular y fuerza a pesar de la edad, y que mantenían niveles estables de grasa corporal y colesterol. En los hombres, los niveles de testosterona permanecían altos.

Más sorprendente, según publicó The Guardian, fue que los efectos anti-ageing también repercutían en el sistema inmunológico.

Un órgano llamado timo, que fabrica la células T, normalmente comienza a achicarse a partir de los 20 años de edad. Sin embargo, se encontró que los timos de los ciclistas mayores generaban la misma cantidad de células T que las personas jóvenes.

El profesor Janet Lord, director del Institute of Inflammation and Ageing en la Universidad de Birmingham, señaló: “Hipócrates en el año 400 A.C. dijo que el ejercicio es la mejor medicina para el hombre, pero su mensaje se ha perdido en el tiempo y somos una sociedad cada vez más sedentaria”.

“Sin embargo, nuestros descubrimientos refutan la asunción de que el envejecimiento nos hace más frágiles. Tenemos evidencia de que alentar a la gente a hacer ejercicio habitualmente durante su vida es una solución al problema que tenemos de estar viviendo más tiempo pero menos saludablemente”, dijo.

Los ciclistas hombres que participaron del estudio debían andar 100 kilómetros en menos de 6 horas y media mientras que las mujeres tenían que cubrir una distancia de 60 kilómetros en 5 horas y media. El grupo que no hacía ejercicio estaba formado por 75 personas saludables de 57 a 80 años y 55 jóvenes adultos de 20 a 36 años.