Alimentos que tienen fama de “saludables” pero que en realidad no lo son

El diario La Vanguardia de España publicó una nota donde derriba algunos mitos nutricionales. ¿Son los productos “light” mejores o las barras de cereal tan sanas?.

Muchos alimentos se ganaron el mote de “saludables” aunque no lo sean. El marketing o sus componentes crean la idea que se trata de productos buenos para una correcta nutrición, cuando la realidad marca otra cosa.

El diario La Vanguardia de España publicó una nota donde derriba algunos mitos nutricionales: ¿Son los productos “light” mejores o las barras de cereal tan sanas?

Productos “Light”
Este tipo de alimento suele tener en promedio un 30% menos de grasa que el regular. Sin embargo, les agregan azucares o edulcorantes en gran cantidad. Su consumo en exceso puede ser perjudicial para el correcto funcionamiento del aparato digestivo.

Bebidas vegetales
Este tipo de bebidas, hablamos de las industriales y no de las caseras, suelen contener grandes porciones de azúcar para endulzar su sabor y hacerlo más atractivo al paladar. Las leches y sus derivados, a pesar de su mala fama, son alimentos muy completos nutricionalmente.

Miel y azúcares vegetales
Las empresas los venden como una alternativa saludable a la azúcar. Sin embargo, los nutricionistas explican que son exactamente iguales ya que contienen azúcar bio o de coco.

Por otro lado, los nutricionistas también desmintieron que consumir miel sea mejor para nuestra nutrición. De hecho, no hay evidencia que compruebe que es más saludable que el azúcar común.

Barras de cereal
En líneas generales, estos snacks de escaso valor nutricional contienen edulcorantes, aditivos, harinas refinadas, sal o azúcares. Los nutricionistas aconsejan siempre leer las etiquetas y, en el mejor de los casos, reemplazarlos por frutos secos.

Bebidas envasadas
El consumo de este tipo de gaseosas está desaconsejado por dos motivos. El primero es que contienen grandes cantidades azúcares, edulcorantes y aditivos. La segunda es que desplaza el consumo de agua, algo muy importante para el correcto desarrollo del organismo.