Alberto Fernández: “No vamos a aceptar que sigan con este modo de protesta”

En el tercer día de protestas de los policías de la provincia de Buenos Aires y ante la escalada de tensión en torno a ese conflicto, el presidente Alberto Fernández afirmó que “no” está “dispuesto a aceptar ciertas formas de demanda”.

“Puedo entender cualquier reclamo y cualquier demanda, lo que no estoy dispuesto es a aceptar ciertas formas de la demanda que no tienen que ver con la vida democrática”, alertó el Jefe de Estado.

Fernández criticó las protestas y la movilización de los policías a la residencia de Olivos. “Este no es el modo, de verdad se los digo. Por lo tanto espero que reflexionen y que cesen cuanto antes con esta mecánica”, exigió. 

El Presidente se pronunció acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, por el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, por el jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja, Máximo Kirchner, y por una multitud de jefes comunales del oficialismo y de la oposición.

“Vamos a buscar y vamos a darles una solución a la Provincia de Buenos Aires pero no vamos a aceptar que sigan con este modo de protesta y les pido por favor amigablemente, democráticamente que depongan esta actitud. Necesitamos verlos de otra manera”, reclamó.

Seguido, el Presidente anunció la creación de un “fondo de fortalecimiento financiero fiscal para la Provincia de Buenos Aires”. “Lo hacemos porque estamos tratando de reponer un equilibrio que se perdió allá a mediados de los 80 cuando la Provincia perdió 8 puntos de coparticipación”, explicó.

El Jefe de Estado agradeció las muestras de apoyo que recibió en las últimas horas ante las protestas de los policías. “Yo confío en esa Argentina que cree que la democracia es el único camino y que la institucionalidad es la única forma de resolver los problemas“, dijo.

“La institucionalidad nunca estuvo en juego pero efectivos armados en la quinta genera intranquilidad en mucha gente“, lamentó Fernández.

Respecto al fondo para fortalecer los recursos de la provincia de Buenos Aires, el Presidente detalló que “días atrás” analizó con la vicepresidenta Cristina Kirchner “la composición social de la Ciudad de Buenos Aires en el año 1946 y hoy en día”.

“En el año ’46 tenía 2.900.000 habitantes y en el último censo tiene 100.000 habitantes menos. ¿Pero qué pasó en la provincia de Buenos Aires? En aquel entonces tenía alrededor de 4 millones de habitantes y hoy tiene cerca de 17 millones de habitantes. La provincia que creció de ese modo perdió 8 puntos de coparticipación y es muy difícil que pueda estructurarse un funcionamiento adecuado para esa provincia si no empezamos a recomponer de algún modo sus ingresos”, dijo.

Al respecto, Fernández explicó que el fondo se creará con 1 punto de la coparticipación federal que se le quitará a la Capital Federal. “Nosotros aspiramos a que con ese punto de coparticipación que estamos concediendo a la provincia de Buenos Aires podamos constituir ese fondo con el objeto de que la provincia tenga recursos para seguir administrándose y derive parte de esos recursos a llevar adelante el programa de seguridad que anunciamos el viernes pasado ya no sólo para el Gran Buenos Aires sino para todo el territorio. Y además que parte de esos recursos puedan ser destinados a recomponer el salario de los agentes policiales de la provincia”, indicó. 

El cuadro que utilizó Alberto Fernández para justificar la quita de fondos de coparticipación a la Capital Federal.

El cuadro que utilizó Alberto Fernández para justificar la quita de fondos de coparticipación a la Capital Federal.

Los intendentes presentes

Participaron del acto en la residencia de Olivos los intendentes de Escobar, Ariel Sujarchuk; General Rodríguez, Mauro García; General San Martín, Fernando Moreira; Hurlingham, Juan Zabaleta; Ituzaingó, Alberto Descalzo; Luján, Leonardo Boto; Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; Marcos Paz, Ricardo Curutchet; Mercedes, Juan Ustarroz; Merlo, Gustavo Menéndez; Morón, Lucas Ghi; Navarro, Santiago Maggiotti; Pilar, Federico Achaval; San Fernando, Juan Andreotti; Tigre, Julio Zamora; Almirante Brown, Mariano Cascallares.

También estuvieron los mandatarios de Avellaneda, Jorge Ferraresi; Berisso, Fabián Cagliardi; Ensenada, Mario Secco; Esteban Echeverría, Fernando Gray; Ezeiza, Alejandro Granados; Florencio Varela, Andrés Watson; La Matanza, Fernando Espinoza; Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; Presidente Perón, Blanca Cantero; Punta Indio, Hernán Yzurieta; Quilmes, Mayra Mendoza; San Vicente, Nicolás Mantegazza; Campana, Sebastián Abella; Lanús, Néstor Grindetti; Lobos, Jorge Etcheverry; San Isidro, Gustavo Posse; San Miguel, Jaime Méndez; Tres de Febrero, Diego Valenzuela, y Vicente López, Jorge Macri.

Las protestas y el repudio de todo el arco político

Es que en las últimas horas, referentes de todo el arco político salieron a repudiar el accionar de los policías bonaerenses, que no sólo continuaron con sus medidas de fuerza a pesar de la promesa de aumento del gobierno de Axel Kicillof, sino que nuevamente marcharon en el ingreso de la Quinta de Olivos.

Más temprano, el Presidente encabezó un acto en el partido bonaerense de Quilmes junto al gobernador Kicillof, donde se refirió al conflicto de las fuerzas de seguridad. “Los problemas se resuelven frontalmente y no escondidos en patrulleros, tocando sirenas”, les advirtió el primer mandatario.

Luego, Fernández organizó una reunión en Olivos con Kicillof y con varios intendentes de las ciudades donde se replicaron las protestas policiales.

Los uniformados salieron el pasado lunes a movilizarse en las calles, incluso con los móviles oficiales, para reclamar una recomposición salarial. Aunque el gobierno de Axel Kicillof anticipó que el incremento se anunciará en las próximas horas, los efectivos decidieron continuar con las medidas de fuerza, que hasta se intensificaron en algunos puntos como la sede de la gobernación bonaerense, en La Plata, en la zona conocida como Puente 12, donde el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, tiene su comando de operaciones y en la residencia de Olivos.  

Fuentes de la Gobernación consignaron Télam que el mandatario provincial trabajaba este miércoles junto a su equipo económico, encabezado por el ministro de Hacienda, Pablo López, para definir los alcances del aumento de sueldo que se otorgará a la policía de la provincia.

En ese sentido, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, reafirmó que los anuncios sobre mejoras salariales y laborales que la gestión provincial realizará en relación a la policía serán “lo suficientemente amplios” como “para que se terminen las protestas” que tienen lugar en distintos puntos del distrito.

El bloque de diputados nacionales del Frente de Todos expresó su “repudio y preocupación ante la manifestación de algunos efectivos armados de la policía bonaerense”, que rodearon tanto la Quinta Presidencial como la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

“El legítimo reclamo salarial de las fuerzas policiales de la provincia, luego de la desastrosa gestión económica del Gobierno de Mauricio Macri, fue escuchado por el Gobierno nacional y el provincial, que inmediatamente se pusieron a disposición para dialogar y dar soluciones”, señaló la bancada presidida por Máximo Kirchner, a través de un comunicado.

En tanto, diputados de la Unión Cívica Radical calificaron de “inaceptable” a la protesta que el personal de la Policía Bonaerense realizó alrededor de la Quinta Presidencial, y señalaron que la única manera de solucionar el conflicto es mediante un “dialogo responsable”.

Así se pronunciaron los legisladores radicales Facundo Suarez Lastra, Emilio Yacobitti, Fabian Quetglas, Dolores Martínez, y Juan Martín, opinaron hoy sobre la metodología de protesta de esos efectivos frente a la Residencia Presidencial de Olivos.

También Partido Justicialista nacional, la CGT, las dos CTA y legisladores e intendentes del oficialismo cuestionaron la modalidad del reclamo policial bonaerense, llamaron a respetar la “institucionalidad” y repudiaron “la manipulación política” y las “actitudes desestablizantes” que le atribuyen a sectores de Juntos por el Cambio durante la evolución de las protestas.

A su vez, intendentes del Frente de Todos de la tercera sección electoral rechazaron la protesta que hicieron miembros de la policía bonaerense en torno a la Residencia Oficial de Olivos, por considerarla como una “amenaza y un amedrentamiento”.

Bajo el título “El Reclamo es Justo. El Método No”, los jefes comunales difundieron en las redes un comunicado en el que consignaron que se puede “comprender el reclamo salarial de las fuerzas de seguridad bonaerense, pero la actitud de rodear la quinta presidencial es un acto de amenaza y amedrentamiento contra el gobierno”.

AFG