Alberto Fernández anunció el endurecimiento de la cuarentena hasta el 17 de julio

    El presidente Alberto Fernández anunció este viernes que la cuarentena​ no sólo continuará hasta el 17 de julio sino que se reforzará en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, que se transformó en el epicentro de la pandemia del coronavirus y donde la velocidad de los contagios amenaza con provocar el colapso del sistema sanitario.

    “Alberto Fernández nunca se enamoró de la cuarentena. Es el único remedio que conocemos, de lo que estamos enamorados es de la vida y por eso la cuidamos tanto y por eso nos pesa tanto ese número trágico de 1.000 personas que dejaron de estar entre nosotros“, aseguró el Jefe de Estado.

    El mandatario se refirió así a la cifra total de muertos por el coronavirus, que este viernes ascendió a 1.167, mientras que el total de los contagios saltó a 52.457, según el reporte matutino del Ministerio de Salud. 

    Y rechazó los cuestionamientos a las restricciones al afirmar que “en este tiempo que pasó todo el esfuerzo que hicimos no fue inútil”. “Si no hubiéramos hecho lo que hicimos, todo hubiera sido más grave”, advirtió. 

    “Lo que les pido es que entiendan que no tenemos que enojarnos con el remedio. Tenemos que enojarnos con la enfermedad. Y todo esto que nos pasa es producto de la pandemia, no de que nos aislemos. Aislarse genera tedio, enojo, malestar, no poder abrazar al ser querido nos pone mal, pero estamos cuidando la vida. La economía se deteriora pero la economía se recupera y lo que lamentablemente no vamos a recuperar es a esos 1.000 argentinos que nos dejaron“, insistió.

    El presidente Fernández repasó los datos oficiales sobre los efectos de la pandemia en la Argentina y de los esfuerzos oficiales para tratar de contener su propagación. Y volvió a comparar los resultados con los de otros países.

    “Piensen que Brasil hoy tiene cerca de 50.000 muertos y tiene cinco veces la cantidad de habitantes que tiene la Argentina. Si la Argentina hubiera seguido el ritmo de Brasil hoy tendría 10.000 muertos, dense cuenta que el esfuerzo que hemos hecho entre todos ha tenido mucho sentido“, contrastó.

    Fernández volvió a replicar los planteos de quienes alertan sobre las consecuencias económicas que generó la cuarentena. Y para ello, se refirió a los datos que difundió el Fondo Monetario Internacional (FMI) con las proyecciones sobre las caídas que afrontarán los distintos países este año y en el que se indica que el PIB de la Argentina retrocederá 9,9 por ciento. 

    “Tienen a Italia, España, México, el Reino Unido, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Alemania. Tienen a muchos países que se liberaron y tuvieron un criterio distinto al de la cuarentena. Sin embargo, los resultados son exactamente los mismos que tiene la Argentina. Ahora, cuando uno mira los muertos, la Argentina se distingue del resto. ¿Qué quiero decirles con esto? Que el problema económico no es la cuarentena, es la pandemia que afecta a todos por igual“, evaluó.

    Luego, Fernández reiteró que “el problema lo tenemos en el AMBA” y que por ello habrá que hacer allí un “esfuerzo enorme” para “aislar de algún modo” esa región del resto del país.

    “Tal vez tengamos que pensar también estas medidas para el Chaco, que está teniendo una velocidad de contagio parecida”, indicó.

    El Jefe de Estado alertó también sobre el crecimiento en el uso de las terapias intensivas. “El AMBA está utilizando 424 Unidades de Terapia Intensiva”, detalló.

    “Tenemos que abordar el problema y tenemos que abordar el problema en esta región. La ocupación de camas es un dato determinante como para seguir mirando sin hacer nada que los contagios sigan creciendo, que la gente siga circulando”, subrayó.

    Las restricciones

    Y luego detalló que las medidas que se resolvieron consisten en “volver a cerrar el AMBA para que la circulación disminuya drásticamente” porque, remarcó, en el Gobierno observan que “el Área Metropolitana está contagiando al resto del país”.

    “Tenemos que aislar de algún modo el Área Metropolitana de Buenos Aires del resto del país porque el resto del país no está teniendo los problemas del AMBA”, completó.

    Por ello, explicó que solamente podrán circular los que integren la nómina de 24 servicios esenciales, quienes el lunes próximo deberán renovar su autorización para circular.

    Alberto Fernández dijo que “el miércoles” habrá que “dar un paso más severo” y adelantó: “Vamos a pedirles a todos que vuelven a aislarse en sus casas y sólo salgan para buscar provisiones. Desde el 1 de julio hasta el 17 de julio eso va a funcionar así en toda el AMBA”. 

    El primer mandatario aclaró que se permitirá que continúen funcionando algunas industrias, aquellas vinculadas a tareas esenciales, las que están habilitadas exclusivamente en parques industriales, y las que exigen procesos continuos y las destinadas a la exportación.

    La actividad pública vamos a frenarla y vamos a invitar a que hagan lo mismo los otros poderes”, dijo Fernández.

    El Jefe de Estado adelantó que también se intensificarán los operativos para detectar casos de coronavirus. 

    La noticia finalmente se oficializó tras un raid de reuniones en la Residencia de Olivos, donde el Fernández decidió mantenerse en aislamiento tras la multiplicación de los contagios, que incluso afectaron a referentes de la política y encendieron las alarmas en el entorno presidencial.

    Para ultimar los detalles, el jueves Fernández recibió al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof​. Las discusiones para tratar de acercar posiciones se extendieron y el anuncio se postergó hasta este viernes. También se decidió que sea grabado.

    “Las características de la próxima fase requieren precisiones dada la delicada situación que estamos viviendo y las condiciones que impone la virulencia de la enfermedad”, dijeron en el Gobierno nacional para justificar la dilación.

    El endurecimiento de la cuarentena se decidió cuando restan horas para que se cumplan el próximo domingo los 100 días del aislamiento social, preventivo y obligatorio que estableció el presidente Fernández mediante un decreto y que, por lo pronto, constituye la única estrategia para afrontar el avance del Covid-19.

    Los datos que proporciona el Ministerio de Salud indican que las restricciones fueron efectivas para limitar la circulación del virus en la mayoría de las provincias, donde esa situación permitió avanzar hacia etapas menos estrictas.

    Sin embargo, el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se instaló el dramatismo con los saltos récord de los últimos días. Además, el incremento de la velocidad de circulación del virus coincidió con el inicio del invierno, otro dato que preocupa porque, se sabe, que el coronavirus se mueve más fácilmente con bajas temperaturas.

    La pandemia empezó a mostrar su peor cara y a exponer las incapacidades para hacerle frente. Un dato que refleja esa situación es que la ocupación total de la Unidades de Terapia Intensiva (UTI), que representan la última instancia para atender a los pacientes graves, ya superó la barrera del 52% en el AMBA.

    “Más del 95 por ciento de los casos de coronavirus están en el AMBA”, graficó el miércoles el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para justificar el refuerzo de los controles contra la circulación.

    El jefe de ministros diferenció que la mayoría del resto del país está en una virtual marcha hacia una nueva normalidad y que, incluso, los pocos casos de contagios que registran son a raíz de “alguien que estuvo en la zona del AMBA” y vuelve al interior.

    Por la dimensión del desafío, Rodríguez Larreta y Kicillof intensificaron los contactos y crearon un comité para realizar el monitoreo conjunto del estado de situación. Y a pesar de las diferencias que tuvieron en torno a la rigurosidad de la cuarentena, ambos respaldaron la necesidad de reforzar los controles para limitar la circulación.

    El lunes, el presidente Fernández se reunió con Kicillof y Rodríguez Larreta, para analizar las cifras de contagio y se coincidió en que el crecimiento es sostenido y que se marcha hacia un pico cuyo tope aún se desconoce.

    Y en los últimos días esas deliberaciones se aceleraron para definir los detalles del esquema que se pondrá en marcha con el objetivo central de evitar el colapso del sistema sanitario, escenario que, de continuarse el ritmo de contagios, en la Capital Federal prevén para el 15 de agosto.

    Pero la decisión se tomó en terreno que supone múltiples complicaciones, tal como lo reconocen en la Casa Rosada y que tienen que ver con las urgencias de la economía, con el creciente fastidio social por la cuarentena y por el incierto final de la lucha contra la pandemia.

    “A todos la cuarentena nos trastocó los planes, pero tampoco nos enojemos con el único remedio que tenemos para contener el coronavirus, que es el distanciamiento”, pidió Cafiero frente a los pedidos y las crecientes protestas contra el aislamiento. 

    El próximo lunes vence la prórroga de la cuarentena que Alberto Fernández anunció el 4 de junio y que ponía en marcha la fase de “distanciamiento social”, salvo en las zonas de transmisión comunitaria como el AMBA y toda la provincia de Chaco, menos en el departamento de San Fernándo, el Gran Córdoba y en las ciudades de Trelew y de Río Negro. 

    Fase 1: encierro total

    • Anuncio: 19 de marzo.
    • Casos confirmados: 128.
    • Muertes: 3.
    • Nivel de circulación permitido: hasta el 10% de la población.

    Extensión de la cuarentena, sin cambios

    • Anuncio: 29 de marzo.
    • Casos confirmados: 820.
    • Muertes: 20.
    • Nivel de circulación permitido: hasta el 10% de la población.

    Fase 2: cuarentena administrada y barbijos

    • Anuncio: 10 de abril.
    • Casos confirmados: 1.975.
    • Muertes: 82 muertes.
    • Nivel de circulación permitido: hasta el 25% de la población.

    Fase 3: segmentación geográfica

    • Anuncio: 25 de abril.
    • Casos confirmados: 3.780.
    • Muertes: 185 muertes.
    • Nivel de circulación permitido: hasta el 50% de la población.

    Fase 4: más flexibilidad pero no en el AMBA

    • Anuncio: 8 de mayo.
    • Casos confirmados: 5.611.
    • Muertes: 293.
    • Nivel de circulación permitido: hasta el 75% de la población.

    Extensión con refuerzo de controles en el AMBA

    • Anuncio: 23 de mayo.
    • Casos confirmados: 11.353.
    • Muertes: 445.
    • Nivel de circulación permitido: hasta el 75% de la población.

    Etapa de “distanciamiento” social

    • Anuncio: 4 de junio. 
    • Casos confirmados: 20.197.
    • Muertes: 608.
    • Nivel de circulación permitido: mas del 75% de la población.
    Fases de administración de la cuarentena

    Fases de administración de la cuarentena