Afirman que Dioxitek se reactivará en tres años

    El secretario de Ciencia y Tecnología, ingeniero Julio Araoz, informó que se están llevando a cabo las gestiones necesarias para reactivar el proyecto de la Planta de procesamiento de Uranio (NPU) presentado por la Empresa DIOXITEK SA., en el marco de la Ley 1060 de la provincia de Formosa; y que la misma tendría que estar en funcionamiento en menos de tres años.

    En este marco, Araoz detalló que el cien por ciento del personal -técnicos y operarios- serán formoseños, “incorporaremos al sistema trabajadores calificados y para ello se invierte sostenidamente, contra viento y marea, en educación. Aquellos jóvenes que tienen vocaciones técnicas hoy pueden formarse en su propia tierra y trabajar en ella”.

    “La formación del plantel de trabajadores y trabajadoras es un compromiso que habíamos asumido y suscrito -durante la presidencia de Cristina Fernández- con la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y es una tarea compleja y larga, teniendo en cuenta que la obra tiene que estar operativa en tres años”, continuó el ingeniero.

    Aseguró que a pesar de tener “el tiempo muy ajustado para formar el plantel total”, éste va superar el centenar de técnicos y la formación específica del recurso humano se realizará en el Polo Científico & Tecnológico, con egresados del Instituto Politécnico Formosa, de la Universidad Nacional de Formosa y técnicos locales, a través de concursos de especialistas traídos del sistema nuclear: “es un desafío enorme del cual ya tenemos las grandes líneas, una vez que se terminen de designar las nuevas autoridades podremos concretar y continuar con este acuerdo”.

    Recalcó que la generación nucleoeléctrica siempre ha sido emblemática para la Argentina y que es un porcentaje importante del ambicioso proyecto, “es una generación muy competitiva en costos, y por otra parte, multiplica la labor tecnológica del sistema de pequeñas y medianas empresas (pymes) especializadas, aspiramos a que eso  suceda en Formosa”.

    El secretario confesó que se encuentran trabajando “con el ánimo el alto” ya que “el rumbo del país ha cambiado a partir del 10 de diciembre pasado”, e hizo hincapié en que “nunca se hizo algo así en Formosa, con este nivel de especificidad, este proyecto es emblemático y las capacidades están, somos optimistas en que lo vamos a lograr”.

    En ese sentido puso en valor a la nueva gestión nacional y contó que ya se encuentran abiertos los canales de diálogo “hay contactos muy fluidos con el equipo técnico del Poder Ejecutivo nacional, sólo restan algunas designaciones en el sistema nuclear y podremos continuar con este proyecto tan importante, no solo para la Provincia de Formosa, sino para todo el sistema nuclear argentino que no puede funcionar sin combustible”.

    Para culminar afirmó que la voluntad política desde Formosa ha sido demostrada a lo largo de todo este tiempo, desde la génesis misma del proyecto con su defensa y el trabajo que se ha realizado para lograr la licencia social, a pesar de no contar con el acompañamiento de la gestión de Cambiemos, “que fue totalmente nefasta para lo que es sistema tecnológico y el sistema nuclear. Pero hoy creemos se recuperarán  soberanías -es uno de los compromisos que ha asumido el Presidente de la Nación (Alberto Fernández)- y se logrará el objetivo de que el país cuente con energía eléctrica suficiente y con tarifas razonables, de una calidad de nivel internacional”.

    “No es una utopía, es algo que ya se tuvo en este país y lo necesitamos para nuestro desarrollo y sobre todo, para que las familias argentinas puedan acceder a los beneficios de energía eléctrica como corresponde en la modernidad”, cerró.