Virus Zika, mosquito que no tiene ideología

Hace tres semanas la Red Nacional de Médicos y Médicas Populares pidió la renuncia del funcionario en razón de "su baja capacidad técnica para ocupar el cargo".

El gobierno de Brasil afirmó hoy al retomar la “guerra” librada por miles de militares contra el virus Zika que el mosquito Aedes aegypti, portador de la dolencia, no es ni de izquierda ni de derecha e instó a la “unidad nacional” para superar el flagelo.

 

“El mosquito no es de izquierda o derecha, no es de la oposición o del gobierno… todos comprenden que el mosquito no es estadual o municipal”, declaró el ministro de Salud Marcelo Castro.

 

Con ello el funcionario significó que el embate contra el mosquito es llevado adelante de manera coordinada por todas las esferas del gobierno en una acción encabezada por la presidenta Dilma Rousseff.

 

El titular de Salud formuló declaraciones hoy cuando fue recibido por Rousseff en la sede del gobierno, el Palacio del Planalto en Brasilia, mientras en Rio de Janeiro y un centenar de ciudades se retomaban las operaciones iniciadas el sábado pasado.

 

Las referencias a la nula ideología del mosquito se suman a otros pronunciamientos curiosos de este ministro que asumió a fines del año pasado.

 

Como aquella en la que recomendó a las mujeres que se apresuren a contraer Zika antes de embarazarse a fin de quedar inmunes a la dolencia e impedir que sus bebes padezcan microcefalia.

 

Hace tres semanas la Red Nacional de Médicos y Médicas Populares pidió la renuncia del funcionario en razón de “su baja capacidad técnica para ocupar el cargo” al que llegó como “moneda de cambio” político al gobierno.

 

Incluso corrieron rumores sobre la irritación de la presidenta Rousseff al tomar conocimiento de que el polémico ministro declaró “estamos perdiendo feo la batalla contra el mosquito”.

 

Afirmación que se daba de bruces con la prédica presidencial que afirmaba estar “venciendo” el combate contra el insecto que se ha dispersado de forma explosiva por todo el país.

 

La Jornada Nacional de Combate al mosquito, se llevó a cabo el sábado con la participación de 220 mil tropas militares que visitaron 2,8 millones de domicilios.