VERANO. Brindan recomendaciones para evitar golpes de calor

    “Se debe evitar la exposición directa al sol, consumir agua, frutas y utilizar ropa de algodón que rechaza los filtros solares. También es importante colocarse gorras”.

    Hay pronóstico de altas temperaturas para toda la región, lo que lleva a tener en cuenta algunas recomendaciones para evitar los golpes de calor.

    El médico pediatra Modesto Cubilla dialogó con la AM990 dio detalles sobre esto.
    “Ayer fue un día muy caluroso y tuvimos muchas consultas con chicos con síntomas de golpe de calor. Son pacientes que estuvieron expuestos al sol en los horarios críticos”, indicó.
    Según Cubilla, “se debe evitar la exposición directa al sol, consumir agua, frutas y utilizar ropa de algodón que rechaza los filtros solares. También es importante colocarse gorras”.

    SOBRECALENTAMIENTO

    Especificó que, muchos padres “provocan el sobrecalentamiento de los bebés al cubrirlos con mucha ropa”. “Hay que tenerlos en un ambiente agradables porque la criatura tiene la misma temperatura que un adulto”, remarcó el pediatra a la AM990.
    “Se deben buscar actividades que sean bajo techo y en el caso de las colonias de vacaciones, tomar los recaudos necesarios para evitar los golpes de calor.

    SEÑALES DEL GOLPE DE CALOR

    – Temperatura corporal extremadamente elevada, superior a 39 grados
    – Piel enrojecida, caliente y seca
    – Pulso rápido y fuerte
    – Dolor de cabeza palpitante, mareo, náuseas, confusión y hasta pérdida del conocimiento

    QUÉ HACER SI SE OBSERVAN LOS SÍNTOMAS

    – Puede tratarse de una emergencia, por lo que se debe solicitar ayuda y asistir a la víctima
    – Buscar una zona sombreada y tratar de bajarle la temperatura utilizando cualquier. método disponible como sumergirla en agua fría o rociarla.
    – Aplicarle compresas de agua fría, envolverla en una sábana mojada.
    – En el caso de los niños, ofrecer frecuentemente líquidos (agua o jugos naturales).
    – A los lactantes el pecho no brindar bebidas muy azucaradas ni muy frías, no consumir comidas calientes y pesadas, incorporar mayor cantidad de sal que lo habitual, bañarlos o mojarlos con frecuencia, evitar actividades físicas, seleccionar lugares frescos y ventilados, y vestirlos con ropa amplia, liviana, de algodón y de color claro.
    – Para jóvenes y adolescentes, las recomendaciones son no tomar bebidas alcohólicas, evitar realizar esfuerzos físicos intensos, seleccionar lugares frescos para descansar, sentarse o recostarse cuando se sientan mareos.
    – Para los ancianos, es importante que descansen en lugares frescos y ventilados, desabrigarlos y ofrecerles líquidos aunque no manifiesten sed.