Se vendió el 50% de una ternera Brangus a un precio récord

Este miércoles se realizó en Las Varillas, Córdoba, el remate 40º aniversario de la cabaña Corral de Guardia. Y como atractivo de este remate fue que se ponían a la venta animales que normalmente no se comercializan.

0
21

El plato fuerte fue “María”, una ternera que se consagró Reservada y Gran Campeón en la Nacional de Brangus de este año realizado en Resistencia, Chaco. Del animal se vendió el 50% a un precio récord de $1.350.000. Fue comprada por Don Julio, de El Impenetrable SA, radicada la provincia de Tucumán pero la cabaña se encuentra situada en Chaco.
“Este precio es muy sobresaliente. No hay muchos registros en otras razas. En el año es lo más alto”, graficó a Clarín Rural Fernando Foster, gerente comercial de Bellamar Estancias, compañía propietaria de la cabaña Corral de Guardia. La subasta de la ternera había comenzado con un valor de $ 300.000 pero tuvo un auge hasta alcanzar el valor de venta.
“María” es hija de “Elena”, una hembra que fue Gran Campeón, y de Turbo, un toro que fue galardonado como Reservado Gran Campeón, ambos en la pista de Palermo.
En este sentido, el directivo recordó que este año el mejor precio había sido para la cabaña en Brangus Show (realizado en Palermo) cuando vendieron el 50% de la Reservada Gran Campeón Hembra en Palermo en $480.000.
Entre las características más importantes de la ternera que fue vendida a un valor histórico, Foster destacó que es un animal que despertó mucha atención por los compradores. “Tiene mucho futuro como madre y el año que viene puede competir en Palermo”, explicó.
Según contó el directivo, “María” es hija de “Elena”, una hembra que fue Gran Campeón Hembra y de Turbo, un toro que fue galardonado como Reservado Gran Campeón, ambos en la pista de Palermo. “Corral de Guardia viene de un Palermo muy exitoso. Obtuvo en Brangus Gran Campeón Macho, Reservada Gran Campeón Hembra y Tercer Mejor Macho”, describió.
En resumen, en la subasta se vendieron 106 toros con un promedio de $93.217 con un mínimo de $60.000 y máximo de $300.000. Asimismo, se compraron 77 vacas con una media de 32.831 con un mínimo de $25.000 y un máximo de $62.000. Y se comercializaron 126 vaquillonas a un promedio de $ 74.476 con un mínimo de 25.000 y un máximo de $ 1.350.000 (50%).