Se enfría avance de la reforma laboral y quedaría para marzo

Tras el desgaste político que significó el intenso fin de año legislativo, con graves incidentes durante la sanción de la reforma previsional, el Gobierno tiene pendiente aún su intención de avanzar con los cambios en materia laboral. Los tiempos de ese proyecto, resistido por buena parte del mundo sindical, se vienen prolongando y ahora su debate en el Congreso quedaría recién para marzo.

Tal como publica hoy Ámbito Financiero, no está definido aún, pero el oficialismo en el Congreso prefiere utilizar las extraordinarias para sancionar las leyes de la Competencia o la de Mercado de Capitales. “Salimos de las 24 horas de Le Mans y es hora de volver a boxes para tranquilizarlos”, dijo un jefe de Diputados.

Pero además, el Gobierno perdió consenso con el sindicalismo, con quien había afinado varios puntos ríspidos de la reforma, y con bloques opositores, en especial el PJ que responde a los gobernadores y que comenda en el Senado el rionegrino Miguel Ángel Pichetto.

Por su parte, Héctor Daer, triunviro de la CGT, aseguró que el proyecto de reforma laboral impulsado por el Poder Ejecutivo se trata de “un proyecto del Gobierno”, con lo cual “si el Gobierno quiere traccionarlo, que lo traccione el Gobierno”.

“Esto fue lo que se discutió pero no es un proyecto nuestro. Algunas cosas se han modificado, otras se han sacado totalmente, pero esto no es un proyecto nuestro, ni un planteo del movimiento obrero, sino un proyecto exclusivo del Poder Ejecutivo”, aseveró Daer en declaraciones formuladas a radio El Mundo.