Samsung superó a Intel como el mayor fabricante de procesadores

Samsung superó a Intel en la venta de procesadores, y se convirtió así en la empresa fabricante de chips más grande del mundo. La empresa surcoreana anunció beneficios récord en su reporte financiero correspondiente al cuarto trimestre de 2017, del que resulta que generó ganancias por US$69.000 millones en la venta de chips, aventajando a Intel, que en el mismo periodo vendió procesadores por US$63.000 millones.

Así, la empresa superó al fabricante de procesadores que por 25 años lideró el mercado. A diferencia de Intel, que mayoritariamente produce chips para computadoras, la surcoreana fabrica procesadores para celulares, propios y de empresas como Apple,
En el cuadro general, Samsung registró un aumento del 73% de los beneficios netos en el cuarto trimestre, un desempeño impulsado por los chips de memoria y los paneles de visualización.

Los beneficios netos para el periodo entre octubre y diciembre subieron a 11.400 millones de dólares frente a los 6.5 mil millones del año anterior, dijo en un comunicado el gigante tecnológico. Los resultados fueron impulsados por la sección de componentes, principalmente por los chips DRAM y NAND, dijo la empresa.

“Las órdenes de productos de memoria de alto rendimiento para servidores y para el almacenamiento de los móviles fue muy alto”, dijo la empresa.

La división de paneles de visualización registró un aumento de los pedidos de paneles OLED para los teléfonos de alta gama, aunque la rentabilidad de los modelos LCD bajó debido a variaciones estacionales. En tanto, los ingresos de la división de móviles bajaron debido a los altos costo de marketing, dijo Samsung.

Para todo el año, los beneficios netos subieron a 39 mil millones de dólares, un alza de 85,6% con respecto a 2016.

Samsung, además, confirmó a un sitio especializado que comenzó a fabricar chips destinados a la minería de criptomonedas, luego de que trascendiera en la prensa coreana el interés de esa empresa por el desarrollo de este hardware conocido como ASIC (Application Specific Integrated Circuit), con foco en el mercado chino.

Samsung ya produce chips de memoria de alta capacidad para GPU, que se usan convencionalmente para manejar gráficos en computadoras pero también se implementan con fines de minería.

La “minería” es el proceso informático a través del cual se “acuñan” las criptomonedas, como el bitcoin, y requiere de un gran poder de cómputo.