SALUD BUCAL. Conmemoran día mundial de prevención del cáncer oral

    Hoy se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Cáncer Oral, una oportunidad para dar difusión a esta enfermedad que se ha incrementado en los últimos años y tiene unas lesiones premalignas que se pueden evidenciar en la consulta odontológica. Por ello, la AM990 entrevistó a Silvia Naser, Presidenta del Círculo Odontológico de Formosa quien habló sobre la importancia del cuidado bucal.
    “No queremos preocupar, pero si dar los conocimientos necesarios para enfrentar a este enfermedad que tiene un porcentaje del 90% entre los cánceres malignos”, inició diciendo.
    Aseguró que hay ciertos hábitos que cumplen un rol clave en el desarrollo de la enfermedad. “El consumo excesivos de cigarrillos y alcohol producen lesiones en la mucosa bucal y hay mayor predisposición a tener la enfermedad”, contó.

    CUIDADO BUCAL

    Naser dijo además que, “se debe cuidar la salud bucal, porque naturalmente la boca es un reservorio de muchas bacterias que producen lesiones y estados infecciosos que facilitan el desarrollo de este tipo de cáncer”.
    Según la profesional la clave es “hacer hincapié en la prevención”. “Si la higiene bucal no es buena, pueden existir muchos procesos inflamatorios que son el puntapié inicial para el cáncer bucal”.
    Esta neoplasia puede presentarse en labios, lengua, encías y paladar. Cabe destacar que más del 70 por ciento de los casos de cáncer oral se asocian al consumo de alcohol y tabaco; sin embargo, las revisiones odontológicas son imprescindibles para identificar la existencia de alguna anomalía.

    ANOMALÍAS

    Algunas de las cuestiones a tener en cuenta para prevenir esta enfermedad son las siguientes:

    – Llaga en los labios, encías o dentro de la boca que sangra con facilidad y no cicatriza.
    – Un bulto o engrosamiento en la mejilla.
    – Pérdida de sensaciones o adormecimiento en alguna parte de la boca.
    – Manchas blancas o rojas en las encías, la lengua o dentro de la boca.
    – Dificultad para masticar o deglutir los alimentos.
    – Dolor, sin explicación alguna, en la boca o sensación de atoramiento en la garganta.
    – Hinchazón de la mandíbula.
    – Cambio en la voz.