Sala III del Tribunal del Trabajo: Fuero laboral con unas 3600 causas en el 2017

En el Tribunal del Trabajo hay ingresadas aproximadamente 3600 causas desde febrero a octubre del año  2.017, siendo el fuero laboral donde se abordan diferentes tipos de conflictos.

La Presidenta del Tribunal del Trabajo, quien además preside la Sala III y Vicepresidente del Colegio de Magistrados, Doctora Laura N. Romero, explicó los ejes esenciales del Tribunal del Trabajo, organismo compuesto por tres salas laborales, cada una de las cuales está integrada a su vez por tres jueces.
En el Tribunal del Trabajo hay ingresadas aproximadamente 3600 causas desde febrero a octubre del año  2.017, siendo el fuero laboral donde se abordan diferentes tipos de conflictos:
Aquellos que podrían llamarse de “Inclusión” que provienen del trabajo clandestino o trabajo en negro; y donde los trabajadores demandan el reconocimiento de la relación laboral.
También existen conflictos de “Acatamiento” que son aquellos donde, presupuesta la relación laboral, se discute el cumplimiento de sus normas. Existen demandas donde se reclaman por diferencias salariales, despidos.
Además hay casos donde el empleador inicia un procedimiento de “Exclusión de Tutela Sindical”, que es un procedimiento preliminar preventivo, con carácter obligatorio y que opera como requisito de validez de la conducta del empleador; por el cual quien desea aplicar medidas sancionatorias, modificación de condiciones de trabajo o despido, respecto a trabajadores amparados por dicha garantía, debe requerir la autorización del órgano judicial competente, acreditando la existencia de circunstancias que la justifiquen y excluyan toda posible motivación antisindical por parte del empleador.
Amén de ello, existe la “Litigiosidad” derivada de los accidentes de trabajo, la que puede reducirse mediante la adopción por parte de las empresas, de medidas preventivas tendientes a disminuir la siniestralidad, velando por la salud de los trabajadores mediante la creación de ambientes de trabajo seguros y sanos, lo que redundará sin lugar a dudas en mayor productividad y calidad del trabajo.
Procesos laborales:
La  Doctora Laura N. Romero, quien a su vez es Vicepresidenta del Colegio de Magistrados, organismo encabezado por la Doctora Viviana Taboada, se refirió a los “Procesos Laborales”, que se inician con la presentación de la demanda: Por sorteo se determina el juez que va a conocer en la causa. Al que le corresponda conocerlo en primer término será el juez de trámite.
De la demanda se corre traslado a la contraparte y se fija audiencia para que el demandado concilie o en su caso conteste la demanda. A su vez, del escrito de contestación de demanda se corre traslado al actor por el término de cinco días.
Cuando existan hechos controvertidos el juez de trámite dictará resolución de apertura a prueba, disponiendo las medidas que estime necesarias para el esclarecimiento de los hechos y fijará fecha de audiencia de vista de  causa.
El Proceso laboral concluye con la audiencia de vista causa, y la fijación de las audiencias se realiza en estricto orden cronológico, conforme la fecha libre, inmediata y posterior a la última fijada en el calendario de audiencia. En la sala que integro de lunes a jueves se toman audiencias de conciliación (art. 26 LCT) y audiencias de vista de causa. En tanto que los días viernes se toman audiencias de conciliación y/o contestación de demanda (art. 34 LCT).
De producirse una vacante en el calendario de audiencias, al haber finalizado alguna causa por algún modo anormal de terminación del proceso (por ej. Conciliación), se reacomodan, y, dicha fecha se asigna a causas cuyas diligencias probatorias se encuentran avanzadas, de manera de evitar dilaciones dentro de lo humanamente posible.
Durante la audiencia de vista de causa se recibe la prueba confesional, testimonial, explicaciones de peritos y su duración depende de la cantidad de prueba que haya de producirse durante la misma y de las incidencias que plantean las partes.
Finalizada la misma, inmediatamente los jueces pasan a expedirse sobre los hechos y proceden al dictado del veredicto, el que se realiza generalmente en horario vespertino. A partir de ello, el Tribunal cuenta con 30 días para el dictado de la sentencia, de los que le corresponde al primer voto quince días, al segundo diez días y al tercero cinco días.
También para el dictado de la sentencia se utiliza normalmente el horario vespertino, ya que durante el  horario matutino se procede a la firma del despacho y a la toma de las audiencias oportunamente fijadas.-