Rodríguez Saá abandonó el Interbloque Federal

La puesta en marcha de la Comisión Bicameral encargada de analizar los decretos de necesidad y urgencia del Gobierno dejó un herido en el campo de batalla. Se trata del senador puntano Adolfo Rodríguez Saá, quien molesto por no haber sido incluido en el cuerpo de Trámite Legislativo pegó el portazo del Interbloque Federal que había fundado en 2008.

Según pudo saber ámbito.com, Rodríguez Saá seguirá al frente del monobloque puntano que conforma con la senadora María Eugenia Catalfamo con lo que se descarta un virtual acercamiento al FpV – PJ que lidera Cristina Fernández de Kirchner. En ese sentido, allegados al puntano indicaron que por el momento “no se ve cerca de Cristina” al tiempo que anunciaron que “está más concentrado en San Luis”.

Por lo pronto, sin especificar los motivos de su alejamiento, el senador por San Luis envió una escueta nota a la presidente del Senado, Gabriela Michetti, oficializando su renuncia a la bancada Federal. El alejamiento de Rodríguez Saá, quien fue reelecto como senador el año pasado, llega luego que al puntano se le negara participar de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo.

En enero pasaron las autoridades del Senado designaron a los integrantes del cuerpo designando como representante del Interbloque Federal a la salteña María Cristina Fiore Viñuales. Este nombramiento despertó el enojo del puntano quien el 1º de febrero envió una nota a la Presidencia de la Cámara alta para solicitar que se lo incluyera en la comisión. Sin embargo, como la respuesta a ese pedido había sido presentado fuera de término, se le negó su inclusión en la Comisión.

Por lo pronto, no son pocos los que considerar que este último suceso fue la gota que rebalsó el vaso. Es un secreto a voces que Rodríguez Saá arrastra una mala relación con el salteño Juan Carlos Romero y con el santafesino Carlos Reutemann, quienes también integran el Interbloque Federal. Según se supo, las diferencias internas de los senadores de esa bancada con el puntano están relacionadas con el acercamiento del puntano al kirchnerismo.

El histórico senador por San Luis no se fue solo ya que María Eugenia Catalfamo, quien ingresó a la Cámara alta junto a él en diciembre de 2017, también presentó su renuncia al Interbloque Federal.

A diferencia de Rodríguez Saá, Catalfamo sí manifestó en su nota de renuncia la molestia por la negativa que recibió su jefe político ante el pedido de integrar la Comisión Bicameral y señaló que “la decisión de nombrar a otro senador no fue consensuada con los demás miembros del espacio”.

Sin los puntanos, el Interbloque Parlamentario Federal quedaría conformado por cinco senadores: Romero, Reutemann, Fiore Viñuales y los neuquinos Guillermo Pereyra y Lucila Crexell.

Con este nuevo esquema, el interbloque quedaría con pocas posibilidades de reclamar una de las vicepresidencias de la Cámara alta cuando durante la sesión preparatoria que se realizará a fines de febrero. En este sentido, el bloque del FPV que lidera Cristina Kirchner y que está conformado por ocho legisladores quedaría mejor posicionado para buscar uno de esos sitiales.