REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR. Resaltan la importancia de conocer el procedimiento

En la Argentina se estima que cada año 40.000 personas mueren por muerte súbita. La estimación surge de cifras extrapoladas de países de la región, debido a que no hay estadísticas oficiales nacionales. El médico deportólogo Luis Mauriño brindó detalles a la AM990 sobre la importancia de la reanimación cardiopulmonar.

“La RCP es muy importante difundirla porque es algo que deberíamos saber hacerla todos. No sólo los médicos, sino incluso los jóvenes porque se pueden salvar vidas”, afirmó.
Según Mauriño, con estos conocimientos “si una persona cae en la calle con un cuadro, haciéndole la reanimación cardiopulmonar, puede llegar a recuperarse hasta que llegue la ambulancia”.
Si miramos a nuestro alrededor, todos conocemos casos de personas que han fallecido súbitamente: si se trata de personas socialmente famosas, su caso aparece en los medios de comunicación, pero si miramos en nuestro entorno probablemente también encontraremos casos cercanos. Sin embargo, su magnitud pasa muchas veces inadvertida y se le considera un problema contra el que no podemos hacer nada.
Se deben tener en cuenta dos cosas, primero “realizar los controles médicos periódicos correspondientes para evitar la muerte súbita y prevención. Y segundo, en el caso de la emergencia se utiliza la reanimación”, expresó el deportólogo a la AM990.

CAMBIO EN LA CULTURA

Por otra parte, el médico comentó que “en grandes ciudades, en cada esquina hay instalado un desfibrilador externo automático. En la Argentina, hay en determinados lugares y Formosa no es la excepción”. “Por esto, es importante que una persona con el conocimiento y sus manos pueda salvar una vida”, añadió.
Además, Mauriño especificó que es necesario un cambio en la cultura. “Un desfibrilador es muy costoso y debe estar estar ubicado en un lugar sin llaves para que cualquiera pueda usarlo. Lamentablemente, si acá colocamos un basurero a la semana está roto; entonces si no se cambia la cultura no puede hacerse eso”, argumentó a la AM990.

PROCEDIMIENTO

En cuanto al procedimiento, Mauriño dio algunas especificaciones al respecto, para poder resolver la situación. “Encontramos a una persona que está en paro cardiorespiratorio, no tiene pulso, lo miramos, lo agarramos de los hombros y lo movemos”, dijo.
“Hay que mirar a alguien que esté al lado y dar la orden de que se llame al 911 o al 107 para que a ambulancia venga de manera rápida al lugar”, siguió explicando el profesional.
“Se hacen masajes cardíacos y respiración boca a boca. En algunos lugares, se deja de lado lo segundo y se presta atención a los masajes efectivos. Se le desprende la ropa, y el que va a reanimar, entre las dos tetillas y en el externos se realizan las presiones sin doblar el codo. Se para si el paciente se recupera, si se cansa el operador y deciden cambiar por otro que lo siga haciendo o por último si llega la Ambulancia”, enumeró.