Por inundaciones, Chaco condonará deudas a productores afectados

Así lo anunció el gobernador, Domingo Peppo. "Es un pequeño aporte frente a la gran cantidad de demandas que tenemos", observó.

El gobernador de Chaco, Domingo Peppo, anunció que condonará deudas de productores agropecuarios con el Estado provincial que están afectados por lluvias en diez departamentos declarados en emergencia, debido a las lluvias que inundaron los campos de la zona Este de la provincia.
En la visita que hizo a la 48° Exposición Gran Brangus Nacional que se lleva a cabo en la Sociedad Rural de Chaco, el gobernador dijo que enviará un proyecto de ley a la Legislatura para que el Impuesto Inmobiliario Rural de 2017 sea condonado.
Al respecto, señaló que en el proyecto que será enviado al Poder Legislativo “se verá que esto alcance a quienes tengan afectados entre 800 y 1.000 hectáreas” y que “es un pequeño aporte frente a la gran cantidad de demandas que tenemos desde el sector productivo primario”. A esto se le sumará otro proyecto de ley “para condonar todas las deudas que los productores tengan con Fiduciaria del Norte desde el 2013 para atrás” y en las que tengan de 2014 hasta 2016 dijo que “serán refinanciadas con un año de gracia, tres años de plazo de pago y 0% de interés”.
Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural del Chaco, Enrique Santos, sostuvo que “hay 1.520.000 animales vacunos prácticamente en el agua” y que en esta provincia se viven “momentos de zozobra” por la situación que se atraviesa en los campos inundados por lluvias.
Además, indicó que el traslado de los animales a campos sin agua implica hacer al menos 150 kilómetros y que un camión jaula para transportar vacunos para ese servicio cuesta alrededor de $30.000, lo cual implica “un costo muy alto para los productores”.
Por su parte, el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, al visitar la provincia para inaugurar tanto la muestra citada como la Expo Nación Ganadera Norte, aseguró que “el Estado está junto a los productores” que sufren la problemática de las inundaciones. “Hoy la producción tiene inconvenientes de tipo climático; sin embargo, quiero tener una mirada positiva porque este año vamos a tener la mayor cosecha, con 130 millones de toneladas de granos; también estamos abriendo mercados de carne ovina y vacuna, y hemos integrado a las provincias limítrofes para que puedan exportar a la Unión Europea; queda muchísimo por hacer, pero estamos viviendo un clima en La Nación Ganadera que es un clima de libertad de comercio; estas son cosas que no pasaban”, explicó.
Por otro lado, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Miguel Etchevehere, quien recorrió las zonas afectadas de la provincia norteña, indicó que “es fundamental que una vez que baje el agua las autoridades den prioridad a las obras de infraestructura para evitar este tipo de desastres”.
“Ahora es momento de tomar conciencia de la situación, contener y ser nexos entre los productores y las autoridades para transmitir todas las realidades e inquietudes”, afirmó, al tiempo que agregó que “el cambio climático vino para quedarse, las obras de infraestructura pasan a ser más que nunca un elemento de competitividad; los países que tengan infraestructura para poder producir a pesar del cambio climático, son los que van a conquistar los mercados”.