PARAGUAY. En un solo día, 2 menores de 15 años se convierten en madres

“El embarazo saca a estas adolescentes la oportunidad de salir adelante, de volver a estudiar”, destacó.

Entre los países del Cono Sur (Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina), 2 de cada 3 nacimientos son de madres adolescentes. La tasa de fecundidad adolescente en Paraguay es del 72,3%, siendo el segundo país con mayor embarazos tempranos después de Brasil, con 75,6%.

 

Así lo revela el Reporte Fecundidad y Maternidad Adolescente en el Cono Sur del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) que resalta que las diferencias económicas, étnicas, sociales y educativas aumentan la posibilidades de embarazo.

 

Adriane Salinas Bomfim, oficial de Salud Sexual y Reproductiva del Unfpa, comentó que en la última década en el Paraguay 2 menores de 15 años se convierten en madre por día. De los 100 nacimientos registrados, 20 son de madres adolescentes de entre 15 y 19 años.

 

Esta situación es preocupante –relata Salinas– porque el embarazo en la etapa de adolescencia puede acarrear muchos problemas, marca la vida del adolescente y tiende a perpetuar el círculo de la pobreza.

 

“El embarazo saca a estas adolescentes la oportunidad de salir adelante, de volver a estudiar”, destacó.

 

Educación. Según el reporte, el 75% de las adolescentes ya estaban fuera del sistema educativo cuando se convirtieron en madres. Adriane Salinas destaca que la permanencia en el sistema educativo es un factor protector para estas mujeres.

 

El Paraguay es un uno de los países del Cono Sur con la tasa de escolaridad más baja y las adolescentes de zona rural o de quintil más bajo tienen más riesgos de embarazarse que las de zona urbana o de mejor posición.

 

La oficial de Salud de la Unfpa dice que la educación sexual es fundamental para evitar que más adolescentes se conviertan en madres en edad temprana. Los datos revelan que el 45% de los nacimientos que se reportan no fueron planificados.

 

“La respuesta es insuficiente si se da solo desde la salud y educación. Tiene que haber un trabajo interinstitucional e intersectorial. La comunidad en general debe estar para garantizar el acceso a la información de las adolecentes, ayudarles a desarrollar la autoestima”, resaltó Salinas.

 

Esteban Caballero, director regional para América Latina y el Caribe del Unfpa, explicó que el embarazo es una barrera para que las niñas ejerzan su derecho a la educación y a un desarrollo saludable, y que logren una transición exitosa hacia la vida adulta.

 

“Sus consecuencias tienen amplio impacto a lo largo de la vida de las adolescentes e incluso en las siguientes generaciones”, afirmó.

 

El Reporte Fecundidad y Maternidad Adolescente en el Cono Sur será presentado hoy, a partir de las 9.00, en el hotel Crown Plaza de Asunción.

 

La iniciativa está a cargo del Ministerio de Salud Pública y del Fondo de Población de las Naciones Unidas.