Para la CGT, “es imposible” la pretensión del Gobierno de ponerle un techo a la paritaria

El secretario general de la CGT Héctor Daer consideró “imposible” la pretensión del Gobierno de ponerle un techo a la paritaria y en ese marco, remarcó que la CGT buscará discutir una pauta salarial para 2018 que garantice que no se pierda poder adquisitivo”.

“Es imposible que pretendan ponerle un techo. Ellos (por el Gobierno) han indexado todo. Los alimentos están indexados, los combustibles aumentaron por arriba de la inflación. Queremos discutir paritarias de acuerdo a cada actividad”, sostuvo el sindicalista en declaraciones a radio Futurock.

“Cuando se le queman los papeles al gobierno lo pagan los laburantes. Cada actividad tiene que ver su porcentaje en el momento que discute salarios. Hay realidades distintas, hay sectores que en este proceso económico les fue muy bien, y hay sectores que les fue muy mal. Si los jubilados y los asalariados van a perder poder de compra, el país no funciona. En vez de agrandarse se achica”, analizó Daer.

Asimsimo, dijo que cerrar paritarias en torno al 15% estará bien si la inflación es del 14%. No obstante, señaló que “nadie puede garantizar lo que va a pasar”.

En tanto, se mostró optimista respecto a la negociación en torno a la activación de la cláusula gatillo para aquellos gremios que la negociación. “Vamos a discutirla a fondo. Este año se salvaguardó el poder de compra del salario producto de que los sindicatos firmaron una cláusula gatillo. Si no, hubiéramos vuelto a perder como perdimos en el 2016”, opinó.

En otro orden, Daer consideró como “una aberración” que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, esté vinculado a un caso de trabajo en negro. “Me parece una aberración que existan trabajadores en negro, sobre todo a cargo de quien tiene la responsabilidad” de combatir ese tipo de situaciones, afirmó.

El sindicalista también evaluó que fue “una barbaridad” la “bravuconada” que se conoció en un audio por parte del ministro dirigido a una empleada. No obstante, dijo que “el que tiene que definir quién pone o saca los ministros es el Presidente de la Nación y no la dirigencia sindical”.

“Los que tendrán que expresarse serán los funcionarios del gobierno”, señaló Daer, quien además consideró que “en el mapa de las cosas raras hay muchos funcionarios ¿no?”
Al respecto, dijo que “hay ministros que emitían bonos y que después los compraban” y que “”hay un montón de cosas para evaluar en ese mapa”.

“El que tiene que decidir y responder no es la dirigencia sindical, es el Gobierno: son todos parte del gobierno. Ni lo pongo ni lo saco a Triaca, eso será un tema que tendrá una mirada de la sociedad y que el gobierno lo asumirá o no lo asumirá”, subrayó.