ONU. Emergencia humanitaria para 91 millones de personas

Las Naciones Unidas exhortaron hoy en Ginebra a recoger fondos récords para financiar operaciones de asistencia humanitaria en el 2018. En concreto se necesitan unos 22.500 millones de dólares para proveer de comida, alojamiento, asistencia sanitaria, instrucción, protección y otras formas de ayuda a 91 millones de personas en el mundo.

 

Se trata de hombres, mujeres y niños identificados entre los más vulnerables entre los cerca de 36 millones de personas involucradas en conflictos, desastres naturales, epidemias o obligadas a abandonar sus casas, según las previsiones de la ONU.

 

En primera línea están Siria y los países de la región, además de Yemen que -precisó la ONU- está destinado a seguir siendo el país con la peor crisis humanitaria en el mundo.

 

“Más personas que nunca tendrán necesidad de nuestra asistencia”, dijo el responsable de las Naciones Unidas para las cuestiones humanitarias, Mark Lowcock, explicando que el llamado para recolectar fondos para el 2018 es levemente superior a los 22.200 millones solicitados para el 2017. “Las agencias humanitarias pueden solo responder a las crecientes exigencias con el generoso apoyo de nuestros donantes, Invertir en planes de intervención coordinados es una elección sana”, agregó Lowcock.

 

Además de las intervenciones humanitarias en Siria y Yemen, la ONU prevé un aumento de las ayudas en Burundi, Camerún, República Centroafricana, República democrática del Congo, Libia y Somalia. Además, las exigencias de asistencia permanecerán en “niveles excepcionalmente altos” en Nigeria y el Sud Sudán. En otros países, las ayudas deberían disminuir pero siguen siendo significativos, como por ejemplo en Afganistán, Etiopia, Irak, Mali y Ucrania.