MISIONES. Confirman que el ITC diferenciado se prorrogará en Posadas

Luego de las intensas gestiones del gobierno provincial finalmente el ITC diferenciado que vence el 31 de diciembre, se extenderá por otros seis meses para Posadas. De acuerdo a lo que informó el senador Humberto Schiavoni, el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, le confirmó la novedad.

 

El beneficio fue otorgado originalmente por el gobierno nacional luego de las gestiones del gobernador Hugo Passalacqua como método para contrarrestar el fuerte impacto impacto que generaba en Posadas la diferencia de precios con Encarnación, Paraguay, a la que los automovilistas cruzaban para ahorrar, en algunos casos, más de 300 pesos por tanque.

 

Hoy, el litro de nafta súper en Posadas cuesta más de 22 pesos y el de la nafta Premium supera los 25 pesos.

 

El lunes, durante el feriado por Navidad, el presidente de Cámara de Estaciones de Servicio del Noreste (Cesane), Faruk Jalaf, había mostrado la incertidumbre de los empresarios ente la falta de información. Además desde el sector privado también se advirtió que una caída generaría menos ventas con las consecuencias más temidas por todos, en especial el cierre de estaciones de servicio.

 

El ITC diferenciado fue una medida especial aplicada desde 1996 y hasta 2002, cuando el modelo económico nacional también sometía a las provincias del norte a una enorme desigualdad. En aquel entonces, se fijó un impuesto diferencial para la nafta en cinco localidades que resultó muy beneficioso para estas ciudades, pero perjudicaron al interior de la provincia y sus zonas de influencia.

 

Eduardo Duhalde derogó el beneficio que  regía solo en Posadas, Candelaria, Garupá, Iguazú y Bernardo de Irigoyen porque con la devaluación del peso ya los combustibles quedaban más bajos con el impuesto del ITC incluido.

 

Se plantea que la eliminación del ITC permitiría generar un importante movimiento económico y comercial, a la vez que permitiría incrementar la recaudación fiscal, tanto nacional como provincial y municipal, originando un aumento tributario global (Ganancias, IVA, Ingresos Brutos y Tasas Municipales) que supera ampliamente la diferencia con el gasto tributario del combustible con ITC.