MISIONES. Allanaron el hospital por una investigación por venta de bebés

El procedimiento estuvo a cargo de una comisión judicial con respaldo de efectivos de la Policía Federal y de la División Trata de Personas del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Otra vez el Hospital Samic de Oberá bajo serias sospechas de albergar una red criminal dedicada a la venta de bebés en complicidad con profesionales del medio.

 

Pero esta vez los hechos no fueron registrados en cámara oculta por la televisión nacional, como sucedió en ocasiones anteriores, sino que la Justicia Federal de Santa Fe ordenó el allanamiento y el secuestro de importante documentación que podría probar la existencia del delito de supresión de identidad.

 

El procedimiento estuvo a cargo de una comisión judicial con respaldo de efectivos de la Policía Federal y de la División Trata de Personas del Ministerio de Seguridad de la Nación. El juez de Instrucción Dos, Horacio Alarcón, recibió el exhorto desde la provincia de Santa Fe y autorizó el allanamiento, que contó con respaldo de personal de la Policía de Misiones.

 

Si bien el caso se maneja con sumo hermetismo, fuentes mencionaron que la investigación surgió a partir de la denuncia de una mujer obereña que tiempo atrás fue rescatada de una red de trata y relató que dio a luz varios hijos que fueron dados por muertos, aunque en realidad los recién nacidos habrían sido vendidos en complicidad de enfermeras, médicos y abogados.

 

Se trata de una trama siniestra y compleja que involucraría a muchos actores y podría derivar en una megacausa por venta de bebés y trata de personas con base en esa localidad misionera.