MISIONES. Alertan sobre perdidas en la Yerba Mate

El INYM evaluará pedido de cosecha en septiembre. Entidades de la producción convocan a fortalecer el INYM. Cooperativa de Montecarlo desmiente “categóricamente” que adquieran yerba canchada de Brasil.

Técnicos atribuyen la merma en la producción de los yerbales al ataque de hongos que se multiplicaron como efecto de las prolongadas lluvias. Afirman que casi no queda nada por cosechar. Confían en que la mala cosecha sirva para levantar los alicaídos precios de la materia prima, como consecuencia de la ley de oferta y demanda.

 

Después de mucho debatir en torno a la conveniencia o no de limitar la oferta de hoja verde a través de una cupificación de cosecha, finalmente fue el clima el que obligo a los productores yerbateros a cupificar. No hay datos certeros respecto a cuánta yerba se perderá, pero técnicos del INTA y productores de distintas zonas calculan “a ojo de buen cubero” que alrededor de 40 por ciento del total de las hojas que estaban en las plantas, terminaron en el suelo. El perjuicio no fue parejo, ya que algunas mientras algunas plantaciones quedaron literalmente peladas, otras no sufrieron mayores daños.

 

Desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) explicaron que la caída de las hojas se produjo por la acción de hongos que proliferaron en los yerbales gracias a las copiosas y reiteradas lluvias que cayeron en suelos misioneros desde abril.