MÉXICO. Camino a ser potencia en energía solar

México camina a pasos apresurados hacia su meta de convertirse en una potencia en la generación de energía solar, al pasar del lugar número 30 al séptimo en 2020, a juzgar por los contratos que ya tiene firmados y listos para poner en operación.

 

El tránsito de una nación petrolera en proceso de debilitamiento, debido a que se agotan poco a poco sus reservas de hidrocarburos, a un país líder en la producción de energía solar ha sido vertiginoso.

 

En las tres últimas subastas realizadas en la materia, alcanzó una capacidad de casi 5 mil megawatts, con una inversión de 5.000 millones de dólares y un “premio promedio posicionado como el más competitivos a nivel mundial”, según el secretario general de la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica, Israel Hurtado.

 

Como país tropical, México cuenta con vastos recursos en esta materia, pues recibe sol prácticamente todo el año a lo largo y ancho de su territorio, lo que se suma a la abundancia en el financiamiento internacional que le ha permitido lograr los precios más bajos a nivel mundial.

 

Según la International Renewable Energy Agency, México se encuentra en la franja entre los 15° y 35° de latitud, la región más favorecida en recursos solares, donde se reciben diariamente, en promedio, 5.5 kilowatts por metro cuadrado.

 

El noroeste del país es la zona con mayor potencial, pues la radiación excede los 8 kilowatts en primavera y verano, pero las zonas de más demanda se ubican en el centro del país, lo que hace que la infraestructura de transmisión sea un elemento clave.

 

México posee un territorio 5,5 veces mayor que Alemania y una radiación cinco veces superior, aunque no la ha aprovechado lo suficiente y tiene un potencial enorme pues la energía solar generada en el país europeo es 44 veces superior.

 

El país latinoamericano trepará al “top ten” entre las potencias energéticas solares en buena medida catapultado por los promisorios resultados obtenidos en la Tercera Subasta Eléctrica de Largo Plazo efectuada este año, en la cual el precio promedio de la energía solar alcanzó un récord de 20,57 dólares por megawatt-hora.

 

Para los inversionistas se trata de una oferta seductora que perfila a México como una potencia solar que toma en serio su papel, pues contrasta con precios dos, tres y hasta cinco veces más altos de naciones similares como Perú (48 dólares) o Chile (65) para no hablar de naciones europeas como Reino Unido (93), Francia (89) o Alemania (87).

 

Hurtado señaló al diario local Reforma que México es atractivo no sólo porque tiene abundancia de luz solar todo el año sino porque “prácticamente estamos partiendo de cero, pues todos estos números, en otras circunstancias, en otro mercado y en otro país” serían impensables.

 

Actualmente, la energía solar está prácticamente igualando a la eólica en precio, según el International Renewable Energy Agency.

 

Varios elementos han sido básicos para impulsar la producción de energía solar en México, como en el mundo: la sobreoferta mundial de petróleo, las presiones para el combate al cambio climático y una demanda creciente, según la Energy Transitions Commission.

 

El gobierno mexicano asumió el compromiso, a través de la Ley de Transición Energética, de incrementar la participación de energías limpias en materia eléctrica. Del total de la energía eléctrica generada, se busca que cada vez haya una mayor capacidad para generar tecnologías verdes.