Mejoran las proyecciones para la cosecha de maíz y soja

Se esperan 2 millones de toneladas más de la oleaginosa, alcanzando las 54,5 millones, y 1 millón de toneladas más del cereal, llegando a 36,5 millones, según la Bolsa rosarina.

0
33

La Bolsa de Comercio de Rosario mejoró las estimaciones para la cosecha de soja y maíz con respecto al mes de diciembre. Se esperan 2 millones de toneladas más de la oleaginosa, alcanzando las 54,5 millones, y 1 millón de toneladas más del cereal, llegando a 36,5 millones,
En cuanto a la soja. finalmente, de las 19,6 millones de hectáreas estimadas hace un mes se alcanzaron a sembrar 19,2 millones de hectáreas.
Pero según datos de la entidad rosarina, a ese número deberá restársele 960 mil ha pérdidas por lo que quedarían a cosecha 18,24 millones de hectáreas. Entre lo que no se llegó a sembrar, y lo que fue implantado y luego malogrado, el dipolo climático provocó una caída en el nivel del área a cosechar de 7 puntos sobre la siembra prevista hace un mes.
El estrés termo-hídrico se cobró 450.000 hectáreas en el sudeste bonaerense. En cambio en la región centro, fueron los excesos los responsables de frustrar los planes de 720 mil hectáreas. Pese a todo esto, la primera estimación de la oleaginosa hecha sobre la condición de los lotes muestra rindes optimistas. El estado de los cultivos de soja y los recientes aportes a las reservas de agua permiten estimar un rinde promedio nacional de 29,9 qq/ha.
En el cultivo de maíz, es destacable el estado de los cultivos de Córdoba. Las expectativas provinciales van en suba, ascendiendo 3,6 quintales por sobre la marca del mes pasado, con 84,8 quintales por hectárea.
En Buenos Aires, también se espera una mejor cifra con 2,1 quintales más. El rinde bonaerense trepa a 78,5 quintales por hectárea, pero también hay más hectáreas que se han malogrado. Santiago del Estero sube expectativas para esta campaña. Santa Fe y Entre Ríos, mantienen buenas perspectivas con 90 y 74 quintales por hectárea respectivamente. En la región central los maíces de segunda, aceleran su desarrollo y mejoran sus condiciones tras las dificultades en la implantación.
“Todo esto permite mejores expectativas de la campaña, arrojando 36,5 millones de toneladas de producción. La producción estimada aumentó en un millón de toneladas frente al informe anterior debido a las expectativas de ajustes positivos en los rindes”, aclara la Bolsa.
Por último, la entidad destaca que no hay cambios en el hectareaje implantado, se mantienen los guarismos de siembra de 5,84 millones de hectáreas, y una superficie destinada a grano comercial de 4,78 millones de hectáreas.