MEDICINA NUCLEAR. Realizaron la primer jornada de radioprotección

    Los alumnos deben realizar 400 horas de práctica profesionalizante en servicios de medicina nuclear habilitados y bajo la tutoría de médicos habilitados.

    Roxana Lunardón, Directora de la Carrera de Técnico en Medicina Nuclear en el Instituto Superior Ramón Carrillo y Mauricio González, ayudante de trabajos prácticos de la carrera y estudiante de tercer año; fueron recibidos en los estudios de la AM990 donde hablaron sobre la intensa jornada de capacitación sobre radioprotección realizada en el Hospital de Alta Complejidad.
    “Este jueves se hizo la primer jornada de radioprotección en la provincia. Es muy importante, porque no sólo fue para Formosa, sino que incluyó a todo el norte argentino e inclusive a países vecinos”, inició diciendo Lunardón.
    “Participaron más de cien personas y con invitados muy importantes; autoridades latinoamericanas y referentes en la radioprotección. También se generó un foro de preguntas con los expertos y esperamos que esto se puede repetir”, manifestó a la AM990.

    FINES MÉDICOS

    Además, la profesional destacó que “la radiación se utiliza con fines pacíficos y médicos. Se usa para ayudar a los pacientes para tener una vida mejor”, dijo. “Hacemos diagnóstico con material radioactivo en dosis muy bajas y con él se puede captar en un órgano determinado que zonas están con problemas”, añadió.
    “Mediante el procedimiento también podemos detectar metástasis en forma precoz, hasta seis meses y un año antes que aparezcan en radiografías y tomografías. Los tratamientos comienzan en etapas iniciales de la enfermedad”, especificó.

    MEDICINA NUCLEAR

    También, Lunardón indicó que, aunque hay varios centros de medicina nuclear distribuidos en todo el país, el que pertenece a Formosa tiene ciertas particularidades que lo hacen mucho más especial.
    “Tendremos un centro de diagnósticos metabólico, con una tecnología muy avanzada. Además, habrá una unidad de producción de cicloctrón”, contó.
    “Lo que buscamos con las jornadas de capacitación es que se entienda que en este lugar se va a proteger al personal de salud, a los pacientes y al medioambiente. Las condiciones están dadas para que no ocurra ninguna alteración en el medioambiente”, aseguró a la AM990.

    EXPERIENCIA DE LOS JÓVENES

    Por su parte, Mauricio González expresó sus sensaciones y que lo moviliza a seguir tan interesante carrera. “Tiene mucho que ver la pasión que nos inyectan los profesionales que vienen desde otros lugares. Nos contagian las ganas de querer aprender y dar a conocerlo”, argumentó.
    Los alumnos deben realizar 400 horas de práctica profesionalizante en servicios de medicina nuclear habilitados y bajo la tutoría de médicos habilitados. Los estudiantes de la carrera no sólo pertenecen a Formosa, también hay algunos de provincias cercanas.
    “Hoy somos un grupo consolidado en lo referido a la medicina nuclear, cursando el último año de la carrera. Tenemos muchas ganas de salir y realizar todos nuestros proyectos”, explicó González, respecto al grupo de estudio.
    En cuanto a quienes empiezan, “tienen una apoyatura y podemos mostrarle el camino que nos fue marcado por la Dra. Lunardón”, afirmó el joven.