Masiva marcha de docentes a Plaza de Mayo

Maestros que llegan desde distintos puntos del país se movilizan a Plaza de Mayo. Los cortes y marchas comenzaron a media mañana y el acto central es a las 15.

 

La concentración de docentes en la Plaza de Mayo esta prevista a las 15, pero ya desde la mañana las columnas de docentes que se movilizan desde el Conurbano y las provincias se están desplazando por la Ciudad, generando complicaciones en el tránsito.

Por ejemplo, una amplia columna del Sur cruzó alrededor de las 11.30 el puente Pueyrredón, Otra columna comenzó a marchar también alrededor de las 11 desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo, y a las 12 se sumará otra de estudiantes universitarios, que partirá desde el Obelisco. Algunos manifestantes ya habían llegado a la Plaza de Mayo antes del mediodía.

La Marcha Federal Educativa se enmarca en las cuatro jornadas de huelga nacional convocadas para el miércoles y jueves de la semana pasada, ayer y hoy. La movilización partió ayer y llegarán columnas provenientes de la Patagonia, de Cuyo, del Nordeste y del Noroeste.

En el acto central hablarán Sonia Alesso, por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA); Sergio Romero, de la Unión Docentes Argentinos (UDA); Mario Almirón, del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP); Fabián Felman, de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA); y Héctor Pedro Cova, de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET).

El Ministro de Educación, Esteban Bullrich, reiteró hoy que no llamarán a la paritaria nacional docente. “Reconozco que el principal problema de la escuela estatal haya sido la falta de políticas focalizadas en la calidad, también es cierto que la primera o segunda razón por la cual los padres eligen la escuela privada son los paros docentes. Les pido, ejerciendo su derecho, marchen hoy. Es el sexto día de paro en un mes de clase, por suerte la enorme mayoría de los docentes está yendo a clase, porque no creen en esta protesta, el paro no le hace bien a la escuela estatal. Tienen un gobierno que reconoce el problema, quiere mandar un programa a largo plazo para mejorar la situación”, señaló en relación al Plan Maestr@ que se enviará hoy al Congreso.

En declaraciones radiales, Alesso replicó que los educadores tienen “paciencia” y ejemplificó con que “pasaron casi dos décadas entre la histórica Marcha Blanca” de 1988, con la que los maestros demandaron la instauración de las paritarias en el sector, y cuando las lograron, en 2005. Y advirtió que la marcha “será la más grande de los últimos 20 años”.

Por su parte, el titular de Suteba, Roberto Baradel, advirtió antes de llegar a Plaza de Mayo que “esto no es una guerra: es un reclamo salarial” y volvió a pedirle al ministro Bullrich que convoque a los gremios docentes para “fijar el piso salarial y trabajar en mejorar la calidad de la educación”.

Baradel también apuntó contra la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, a quien le sugirió que “deje de confrontar”. “Ella tiene que mirar por arriba y tratar de solucionar este conflicto”.

“Están marchando más de 150 mil maestros de la Provincia de Buenos Aires. Son miles de docentes que están movilizados y miles de padres e hijos que están esperando que este conflicto se termine”, señaló el dirigente gremial.

En la misma sintonía, el secretario general de UTE, Eduardo López, se quejó también por la no apertura de las paritarias nacionales. “No nos dejan entrar a reuniones nacionales. No hay opción. No hay reuniones. Queremos que nos convoquen a Pizzurno (Ministerio de Educación). Los gobernantes tienen que cumplir con la ley”, exclamó.

Con respecto a la decisión de continuar con las medidas de fuerza, López puntualizó : “La opción de seguir negociando y seguir dando clases la hicimos en la Ciudad. Y el viernes, mientras estábamos en el aula, cerraron de forma unilateral un 20 por ciento”.

Y detalló: “Son 1.500 pesos ahoras y 500 más adelante. Son 2.000 pesos para todo el año. A mí me llegó la boleta de la luz por ese mismo valor. Soy docente. Y no puedo comprarme libros”.