Más mujeres en países pobres acceden a anticoncepción

Más de 309 millones de jóvenes y mujeres en 69 de los países más pobres tienen acceso a métodos anticonceptivos, lo que supone 39 millones más que 2012, informó en la noche del lunes la red mundial Family Planning 2020 (FP2020) en Washinton.
Tan sólo entre julio de 2016 y julio de 2017 hubo 84 millones menos de embarazos no deseados con la ayuda de pastillas, condones e inyección anticonceptiva. También se pudo evitar con estos métodos 26 millones de abortos y 120.000 muertes de madres.
Donde se registró un mayor incremento fue en el este y en sur de África. En África occidental la situación mejoró principalmente en Costa de Marfil y Burkina Faso, informó Fatimata Sy de la organización regional asociada Ouagadougou Partnership.
Pero a pesar de que en los países más pobres del continente este año 16 millones de mujeres más que en 2012 toman métodos anticonceptivos, en total apenas una cuarta parte de todas las mujeres entre 15 y 49 años (23,4%) de la región tienen acceso a posibilidades modernas de planificación familiar.
En los países asiáticos densamente poblados como es el caso de India, Indonesia, Pakistán y Bangladesh no se registró un crecimiento tan marcado, pero en la región son muchas más las mujeres en edad fértil que recurren a métodos anticonceptivos. Un 38%, según estimaciones de lFP2020.
Esta red ayuda en consonancia con los objetivos de la iniciativa de la ONU “Every Woman every Child” a impulsar programas de salud propios o mejorar los existentes en países pobres.
Además, también suministra estadísticas para poder hacer un mejor uso del dinero procedente de donaciones. En 41 de los 69 países más pobres que figuran en los objetivos de esta iniciativa ya han emprendido campañas.
En 2016 se invirtieron 1.200 millones de dólares, la mayoría procedente de Estados Unidos (44,8 Prozent), en los programas bilaterales respaldados por el FP2020. Sin embargo cada vez se dona menos a estas iniciativas, se lamentó la directora de la red Beth Schlachter en la presentación del informe anual.
En la actualidad, la modificación de la política de Estados Unidos en esta materia está generando incertidumbre. La esperanza reside en otros países. “La meta de que antes de 2020 en total se pueda hacer llegar modernos métodos anticonceptivos a 120 millones de personas se podrá lograr entre 2025 u 2030”.