Los Jaguares vencieron a los Rebels 32-29 en Australia

La franquicia argentina culminó el campeonato con un triunfo en Melbourne; fueron siete victorias en el torneo y hoy pudo haber sido el último partido de Raúl Pérez a cargo del equipo.

0
36

La victoria ante Rebels fue un reflejo de lo que fue la temporada de Jaguares. Cuando se enfocó, alcanzó pasajes de buen rugby y dejó en evidencia la superioridad sobre un rival débil. Durante la mayor parte del encuentro (del año), no obstante, pareció desconcertado, sin orden, disciplina ni actitud. En definitiva, es rescatable la reacción a tiempo para cerrar una temporada sinuosa de manera positiva.
Tras un comienzo caótico, que se extendió hasta más allá la segunda mitad, los Jaguares se recompusieron a tiempo y con un gran cierre en los últimos 20 minutos vencieron 32-29 a Rebels en Melbourne. De esta forma, se despidieron de la temporada 2017 con dos triunfos en Australia que conllevan un gran valor anímico de cara a la parte más exigente del año para el plantel profesional argentino: el Rugby Championship a partir de agosto.
Así, los Jaguares concluyeron la campaña con siete triunfos y ocho derrotas, un balance más alentador que el 4-11 de 2016, pero exiguo si se lo compara con las expectativas que había generado el equipo cuando comenzó el año con cuatro victorias en cinco partidos.
Si en este encuentro no alcanzó a redondear el gran juego mostrado el sábado anterior en la victoria ante Waratahs en Sdyney, en este contexto en el que las derrotas acechan al rugby argentino cabe destacar el valor del triunfo. Los Jaguares llegaron a estar en desventaja 22-13 a los 10 minutos del segundo tiempo y parecían sumidos en el desorden, pero les bastó enfocarse, afirmarse en defensa y utilizar el scrum como plataforma para dar vuelta el partido.
El primer tiempo fue un concierto de desprolijidades de los argentinos: penales evitables, enormes grietas defensivas, errores de manejo. Sólo la impericia del rival (una victoria en todo el certamen) impidió una diferencia mayor: tan sólo consiguió un try muy fácil (scrum en mitad de cancha), más tres penales que le dieron ventaja al descanso de 19-10. Los Jaguares habían descontado con un try de Cordero en un scrum 5.
El inicio del segundo tiempo pintó un escenario similar, ya que los Jaguares no le encontraban la manija al juego. Pero de a poco el equipo se fue recomponiendo y, a pesar de desperdiciar un par de situaciones a centímetros del in-goal, encontró la llave en la defensa. Cuando se afirmó, fue el rival el que entró en desconcierto y los Jaguares lo aprovecharon, primero con una intercepción de Sánchez que le sirvió el try a Petti y luego con dos jugadas de largo aliento, la primera rubricada por Bertranou y la segunda por Cordero. El descuento de Rebels llegó con el tiempo cumplido.
Más que la performance, en esta ocasión vale rescatar el resultado, vital para levantar la confianza de un equipo golpeado. Desde agosto, se viene el Rugby Championship.